Los vecinos reclaman por las obras inconclusas del gobierno municipal

La gestión municipal de Cambiemos inició obras durante la campaña electoral para luego dejarlas paralizadas y hacer oídos sordos frente a los reclamos de los vecinos.

0 222

El intendente de Lanús, Néstor Grindetti, inició distintas obras en algunos barrios del distrito que luego quedaron paralizadas. 

En junio de 2017 hubo una ampliación presupuestaria de $315 millones de pesos y el 50% fue destinado a la obra pública. Luego, hubo otra ampliación de $98 millones y el 80% fue utilizado para el desarrollo urbano pero la ejecución de ese dinero no se refleja en las obras públicas.

Como consecuencia, áreas como educación, salud y cultura tuvieron un aumento presupuestario ínfimo. Entre ellas, las más perjudicadas fueron las que involucran planes alimentarios y programas contra la violencia de género y niñez. El gobierno decidió priorizar “la gestión puesta en la calle” y dejó de lado el financiamiento de temáticas más sensibles de la ciudad.

En lo que respecta a las obra pública hay varias problemáticas denunciadas por los vecinos. A mediados del año pasado se comenzó en la Estación Lanús la obra del paso bajo nivel para personas con discapacidad pero aún no se finalizó. Además, en el Barrio Gonnet se empezó a reforma la plaza del barrio pero hace un año que se encuentra enrejada y sin uso.

A su vez, los vecinos no pueden usar las instalaciones de la “Sociedad de Fomento del Barrio Gonnet”, del club “Defensores de Gonnet” y centro de jubilados “Tercera Juventud”, ya que las reformas que se planificaron para esas instituciones se encuentran paralizadas. Esto trajo aparejado el robo de los juegos de plaza que iban a ser instalados y los materiales de construcción.

Otro caso es el del barrio La Fe en Monte Chingolo donde se iniciaron obras de pavimentación y entubamiento de los zanjones de la calle Blanco Encalada. La gestión municipal rompió el asfalto viejo y nunca repavimentó, esto empeoró la situación de los vecinos, ya que cuando llueve el barrio se inunda. Gladys, vecina del barrio, sostuvo que a partir de esta situación “peligra la salud de todos los vecinos debido a la rotura de los caños que contaminan el agua que tomamos”.

Desde el municipio no se da respuesta ante los reclamos reiterados que hicieron los vecinos y tampoco se hizo presente ningún funcionario del ejecutivo o de la Secretaría de Salud para relevar esta situación.

Leave A Reply

Your email address will not be published.