Una reunión a favor de la violencia policial

El pasado lunes, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich visitó en Avellaneda al policía local Luis Chocobar, quien está próximo a afrontar un juicio por homicidio agravado por la utilización de arma de fuego en exceso del cumplimiento del deber, luego de asesinar a sangre fría y por la espalda a Pablo Kukoc. Este episodio ocurrió luego de que el joven atacara a un turista en el barrio de La Boca.

0 244

El encuentro respondió al cambio de doctrina que desde el Gobierno Nacional se busca instalar en función de las fuerzas de seguridad y de la policía en particular.

Bullrich estuvo acompañada por la senadora nacional por Buenos Aires y ex candidata a intendenta de Avellaneda Gladys González, y el jefe de Gabinete del ministerio de Seguridad Gerardo Milman.

“Visitamos a Luis Chocobar, con Gladys González y Gerardo Milman. Su caso abrió el camino para que se cambien los prejuicios, y dejen de poner al policía como culpable cuando defiende a la gente. Vinimos a ratificar nuestro compromiso, a decirle que no está solo”, expresó la ministra con relación a la compleja situación judicial que afronta Chocobar, ya que hace algunas semanas la Sala VI de la Cámara de Apelaciones en lo Criminal y correccional modificó la carátula del expediente y agravó la calificación del delito.

Previamente, el gobierno no escatimó en comentarios y declaraciones para presionar el accionar de la justicia: “Nosotros estamos cambiando la doctrina y hay jueces que no lo entienden (…) El juez que haga lo que quiera. Nosotros, como política pública vamos a defender a un policia en aacción que no se deje matar”, pese a que nada ponía en riesgo la vida de Chocobar y el turista estadounidense Frank Joseph Wolek había dejado de ser agredido. Con un nivel similar de tergiversación de los hechos, el propio Macri tomó partido en el asunto, excusándose en las palabras de un “ciudadano” -que además es el presidente de la Nación- al afirmar “la verdad que no entiendo como los jueces pudieron procesar a un policía que cumplía con su deber de proteger a una persona que fue atacada”.

Milman, desde su cuenta de Twitter remarcó el acompañamiento que el Ministerio de Seguridad hace con Chocobar y el compromiso que asumen para “proteger a quienes protegen a los ciudadanos”, aunque tales manifestaciones avalen los casos de cacería policía en las calles de los barrios de nuestro país.

La modalidad deliberada y cómplice del gobierno con accionar ilegal bautizó una metodología muy arraigada en las fuerzas de seguridad como “Doctrina Chocobar”, pero lo cierto es que Chobobar no es ni el primero ni ha sido el ultimo en matar y luego ver qué sucede.

Este accionar recibió tanto apoyo de los miembros mas renombrados de la alianza gobernante, como el repudio de la Comisión Provincial de la Memoria, el premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel, organizaciones de derechos humanos, agrupaciones políticas y referentes de la oposición.

El resultado que arroje el juicio a Chocobar ya muestra de plano cual será la reacción oficial: el gobierno no va a aceptar que una condena al policía signifique un límite a la política de violencia institucional con el cual da absoluto poder y libertad de acción a las fuerzas de seguridad, recientemente profundizada con el decreto que permite a las Fuerzas Armadas a intervenir en cuestiones de seguridad interior, con todo lo que esto representa para nuestra historia más oscura.

Leave A Reply

Your email address will not be published.