Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Conflicto en Valot

La empresa que fabrica elementos de limpieza e higiene como el alcohol en gel tiene prácticamente paralizada su planta de Quilmes desde el jueves pasado. Los trabajadores denunciaron que les querían pagar el sueldo en 3 veces a pesar de haber obtenido importantes ganancias por la comercialización de productos esenciales en la emergencia sanitaria. Esta tarde, se llegó a un acuerdo con los trabajadores despedidos y el pago de salarios.

La situación económica y laboral en la Argentina, y particularmente en la provincia de Buenos Aires, es por lo menos compleja. La cuarentena obligatoria naturalmente restringió muchas actividades y empujo a otras a reacomodarse para seguir llevando adelante su actividad.

No es el caso de Valot S.A., una empresa que se dedica a la producción de insumos vitales para hacerle frente a la pandemia COVID-19. Alcohol en gel, jabón líquido, dispensers contenedores o papel tissue son algunos de los productos que la empresa comercializa en hospitales, sanatorios, fábricas, etc.

A pesar de esto, el jueves pasado la compañía comunicó a sus trabajadores que el salario de abril iba a ser depositado en tres pagos. Esta decisión de la empresa para con sus empleados se dio de forma repentina e inconsulta. Además, el aumento de producción y el pedido de que realicen horas extras no indican que la empresa esté atravesando alguna complicación financiera.

Protesta en La Bernalesa

En rechazo del pago escalonado, los trabajadores decidieron parar la planta ubicada en «La Bernalesa» durante los días jueves y viernes. El reclamo fue tanto por el pago íntegro del salario y las horas extras como la urgente implementación de medidas de seguridad e higiene por parte de la empresa. La medida se llevo adelante ambos días y bloqueó la producción de Valot. Sin embargo, no generó en las autoridades ningún cambio de postura.

Ante la intransigencia de la empresa la medida de fuerza continuó hasta el día de hoy. Algunos trabajadores se encontraron con la sorpresa de que la compañía quería despedirlos con el argumento de que la protesta realizada la semana pasada incumplía las normas de seguridad e higiene.

Son 70 los trabajadores que se desempeñan en la planta de Quilmes, y forman parte de la plantilla de más de 400 trabajadores que Valot posee en sus tres establecimientos. Varios de ellos recibieron el telegrama y están en conflicto con una empresa que, a pesar de obtener ganancias exorbitantes, elige precarizar los ingresos de sus trabajadores.

En las últimas horas, producto de la lucha sindical, la empresa definió reincorporar a los trabajadores despedidos y abonar los salarios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.