Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Alberto Fernández promulgó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo

Con un acto en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada, el presidente promulgó la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo y atención post aborto.

En un acto encabezado por el presidente Alberto Fernández, finalmente se promulgó la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE). Desde el Museo del Bicentenario en la Casa Rosada, el gobierno nacional expresó el peso histórico de una ley que amplía los derechos de todas las mujeres y personas gestantes.

El presidente estuvo acompañado por la ministra de Mujeres, Géneros y Diversidad, Elizabeth Gomez Alcorta; el ministro de Salud, Ginés García; el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; y la secretaria Técnica Vilma Ibarra

Alcorta advirtió que «muchas mujeres han dedicado su vida a la conquista de este derecho» y reconoció el trabajo de la Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito.

Posteriormente, tomó la palabra Vilma Ibarra y, con emoción, sostuvo que la ley «vino a reparar» una cuestión de salud pública. «Estamos muy orgullosas de sancionar una ley que no violenta las creencias de nadie. Cuando esta ley entre en vigencia nadie va a tener que vivir en contra de sus convicciones. Pero algo habrá cambiado: habrá menos muertes en abortos clandestinos, habrá menos lesiones, menos perforaciones de útero, menos humillaciones y menos sufrimiento».

Con la firma de Alberto Fernández quedó promulgada la IVE

Con la firma de Alberto Fernández quedó promulgada la IVE. El presidente advirtió que «lo que estamos ampliando es la capacidad de decidir, que no es poco». Además, señaló: «Está claro que no terminó aquí la batalla por la igualdad de la que nosotros estamos hablando. Esa batalla se va a terminar el día que en el trabajo las mujeres tengan las mismas posibilidades que los hombres; que no haya una discriminación de ingresos entre los hombres y las mujeres; el día que ninguna mujer pierda la oportunidad de tener un trabajo por estar embarazada. Todas estas cosas que hay que cambiar en leyes y en la cabeza de la gente pero que empezamos a hacer y sólo por eso tenemos razones para celebrar.»

«He cumplido mi palabra. Hoy tenemos una sociedad más igualitaria. Hoy empezamos a escribir otra historia», concluyó.

En la jornada participaron referentes de distintas organizaciones que trabajaron durante décadas para hacer efectiva la legalización. Además, participaron legisladores y legisladoras nacionales y funcionario del Gabinete nacional.

Además de la IVE, se promulgó la Ley Nacional de Atención y Cuidado Integral de la Salud durante el Embarazo y la Primera Infancia (Plan de los 1000 días). Esta ley contó con un apoyo absoluto tanto en la Cámara de Diputados como en el Senado.

Una promesa cumplida con el empuje de los colectivos feministas

El aborto finalmente salió del clóset de los tabúes y se impuso como necesidad y un derecho. El presidente prometió, antes de asumir, que convertiría en ley la IVE. Y ocurrió en la Cámara de Senadores el 30 de diciembre pasado, con 39 votos a favor y 29 en contra.

Ese día fue una avanzada contra el avasallamiento de conservadores y desinformados. Y también fue un día en el que Argentina se sumó a la lista de los 66 países en los que se permite el aborto, convirtiéndose en uno de los primeros países de la región.

Hasta diciembre, en Argentina regía una ley de 1921 donde el aborto solo estaba permitido por causales. Además, en caso de acceder a a salud pública frente a una complicación, la mujer era criminalizada y, en ocasiones, podía ser condenada a prisión.

En cambio, con la nueva legislación cualquier mujer o persona gestante podrá interrumpir un embarazo hasta la semana 14 sin temor de sufrir una penalización. Además, la ley garantiza la cobertura en la intervención tanto en un sistema de salud público o privado, con información y acompañamiento.

Cuándo entra en vigencia

Para acceder a la práctica segura, los servicios de sistema de salud tendrán un plazo máximo de diez días corridos desde su requerimiento. Sin embargo, a partir del aval al ejercicio de la «objeción de conciencia», la ley establece que «los centros de salud privados o de seguridad social que no cuenten con profesionales para realizar un aborto a causa de la objeción de conciencia deberán prever y disponer la derivación a un lugar, de similares características, donde se realice la prestación».

La Interrupción Voluntaria del Embarazo entra en vigencia nueve días después de publicarse en el Boletín Oficial.

Reviví el acto en vivo

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.