Casi 8% del Presupuesto de CABA se destinará al pago de deuda pública

Con ajustes en servicios sociales, económicos y gastos de capital respecto al año 2019, el presupuesto porteño fue enviado a la Legislatura de la Ciudad.

El ejecutivo porteño finalmente envió a la legislatura de la Ciudad el proyecto de presupuesto para el año 2021, tras un retraso de dos meses en el envío, objetando la discusión por el punto de coparticipación con el gobierno nacional. En términos generales, el presupuesto de CABA estima un ajuste real en el Gasto para el año 2021 del 3%, tomando la inflación proyectada del 32%, en línea con la estimación nacional.

No obstante, los gastos corrientes sufrirán un ajuste mayor, del 6,2%. Los gastos de capital crecerán un 20%; pero esto se debe a que partirán de un nivel particularmente bajo, ya que por la pandemia las obras prácticamente se frenaron en 2020, cayendo un 33%. Con respecto al 2019, el gasto de capital será en 2021 un 20% más bajo. Los gastos destinados para Servicios Sociales, que en el 2020 tendrán un aumento real del 3,2% en relación al 2019, se contraerán en términos reales un 6,3% con respecto al corriente año, quedando 3,3% en 2021 con respecto al 2019.

Observatorio de Políticas Públicas UNDAV

 

En el presupuesto 2021 de CABA, en materia de endeudamiento se destaca la búsqueda de autorización de endeudamiento por $32 mil millones en letras del tesoro en pesos o en dólares y por $ 15 mil millones para cancelar deuda con proveedores. Aún así, hay que remarcar que para el año próximo se estima aumentar la deuda pública en un 25%, por debajo de la inflación proyectada. Es decir, por primera vez en por lo menos 5 años, la CABA no proyecta hacer crecer, en términos reales, la deuda publica de la Ciudad.

En términos reales, la deuda pública para 2021 se estima que caiga en un 2,4% en relación a este año y un 13% en relación a 2019. Ahora bien, si se analiza la política de endeudamiento desde 2016, el incremento en términos reales del endeudamiento de la Ciudad entre 2021 y 2016 es de 178,3%, una dinámica preocupante y que sigue siendo muy alta. Especialmente cuando se la compara con la trayectoria de servicios de sociales y económicos, que vienen cayendo considerablemente hace años.

Observatorio de Políticas Públicas UNDAV

 

Es interesante poder comparar cómo evolucionan las partidas más importantes entre CABA y el presupuesto nacional y de la provincia de Buenos Aires. En este sentido, si se compara lo que cada presupuesto estima para 2021 en relación a lo ejecutado en 2019 (2020, al ser un año excepcional por la pandemia, se ensucia la comparación por las sub-ejecuciones o giros de fondos por emergencia en varias áreas), se pueden marcar las distintas prioridades de cada gobierno.

Por ejemplo, los gastos de capital, muy relacionados a inversión en infraestructura, comparado con 2019, crecen un 73,7% en Nación y un 135,5% en la provincia de Buenos Aires, mientras que en CABA se contraen un 20,2%, todas las variaciones en términos reales. Allí se observa un gran ajuste que realiza el gobierno de la Ciudad en términos de obra pública. Por otra parte, los servicios sociales, en el mismo periodo, se incrementan un 15,6% en el presupuesto nacional y un 20,9% en la provincia de Buenos Aires, mientras que en CABA se recortan un 3,3% en términos reales.

Observatorio de Políticas Públicas UNDAV

 

Si se realiza un análisis más desagregado, esta vez entre el presupuesto nacional y el de CABA, se encuentra que, en Educación y cultura, Vivienda y Agua potable y alcantarillado, el gobierno de la Ciudad es donde aplica parte de su ajuste en los gastos (por algo se reducen considerablemente los gastos de capital en relación a 2019). En Educación y cultura, mientras que en el presupuesto nacional los recursos destinados crecen de manera real un 21,1% en relación a 2019, en el presupuesto de CABA se muestra una desinversión de 1,3%.

En el caso de la inversión en políticas de viviendas, el gobierno de la Ciudad reduce los recursos destinados un 45,3% en términos reales, mientras que el gobierno nacional incrementa la inversión en un 203%. Con respecto a la inversión en obras de agua potable y alcantarillado, mientras que el gobierno nacional aumenta los recursos en un 258,2% en términos reales, CABA ajusta los gastos en esta finalidad en un 38,7% en relación a 2019. Ejemplos más que claros del ajuste que piensa perpetrar la Ciudad para 2021.

Para acceder a la infografía completa hacé clic aquí.

Fuente: Observatorio de Políticas Públicas UNDAV
CABACiudad Autónoma de Buenos AiresCoparticipaciónEconomiaeconomia undavLegislatura porteñaPresupuesto 2021
Comments (0)
Add Comment