Encuentro Nacional de Mujeres: un encuentro, muchas voces

0 244

“…El patriarcado se va a caer, se va a caer..” Corearon mas de cincuenta mil mujeres que participaron en la marcha que se realizó este sábado 14 de octubre por las calles de la ciudad de Resistencia, Chaco, en el marco del 32° Encuentro Nacional de Mujeres.

El encuentro, que se realiza todos los años en diferentes ciudades de nuestro país, es un hecho social y político único en el mundo donde se debaten cuestiones de género para visibilizar y deconstruir la

cultura patriarcal.

“A mi lo que más me impactó, si bien fue la marcha, que fue multitudinaria; algo que no tiene que disiparse” – nos cuenta María Belén, que formó parte de la co-organización del Encuentro Nacional y asimismo participa de la revista feminista Combativa de Avellaneda: “Más que nada el grito de todas las mujeres, variándose en partidos políticos, pensamientos diferentes, tiene que ser un llamado de alerta para más políticas públicas y más conciencia social. Principalmente, porque si nos basamos en los medios de comunicación siempre se centran en los disturbios y en pocos medios salió lo que fue en sí lo enriquecedor del encuentro que son los talleres. Son más de 71 talleres transversales, en distintas escuelas, con distintas perspectivas, con distintos pensamientos; donde se pudo debatir y llegar a conclusiones que no pensábamos que podíamos llegar, debido a la fuerza de esas mujeres”.

Durante tres días, quienes participaron del evento, debatieron sobre violencias y derechos vulnerados dentro de la cultura machista.

Son varios los factores que muestran la magnitud de este fenómeno social, político e histórico. El avance de la mujer, como uno de esos factores, si bien es parte de procesos mundiales, tiene que ver también con decisiones políticas nacionales que alientan o frenan sus luchas.

En relación a la organización del encuentro María Belén nos cuenta A mi me sorprendió es que en Chaco se organizaron muy bien los encuentros. No hubo disturbios nunca, la marcha se realizó pacíficamente, más allá de lo sucedido en la Catedral, donde fueron cinco anarquistas que quisieron imponer un poco su ideología quemando en la puerta de la Catedral, después todas las demás agrupaciones estuvieron acompañando”.

Es importante destacar que a pesar de la visibilización de las cuestiones de género, a partir de las denuncias y la militancia activa, el feminismo sigue siendo muy estigmatizado. Es por ello que el encuentro fue difundido en los diferentes medios a partir de titulares e imágenes donde justifican la represión disfrazándola de incidentes. Este es otro síntoma de la reacción de los diferentes sectores de poder. El ataque que sufrieron diferentes mujeres en Resistencia, perpetrado por grupos ultra católicos, no fue visibilizado como así tampoco mediatizado.

¿Por qué sucede esto? Porque una movilización de miles de mujeres visibilizando una fuerza política organizada e imparable que se atreve a enfrentar al poder de una cultura machista que oprime, sin duda, incomoda al conservadurismo.

“Es importante recalcar que se hizo en Chaco, una provincia donde lo patriarcal está muy latente, hay muchas compañeras que son muy sumisas, muchas compañeras que no ven lo que acá si podemos ver, porque hay mucha más información. Ellas nos decían es que prenden la tele y ven noticias de acá, de Buenos Aires, pero que allá también están pasando y no se viralizan. Me impactó que pidamos por las compañeras que aún no están porque más allá que estemos acostumbradas a las marchas de Ni Una Menos, allá era de toda la Argentina. Se pidió por Mayra, la chaqueña desaparecida, por el cupo laboral trans, por políticas públicas, por la emergencia social, por la Educación Social Integral” destacó Belén.

También se refirió sobre la importancia de la nueva sede del encuentro para el próximo año: “Que el año que viene se haga en Puerto Madryn, Chubut también es importante, por el esfuerzo que hacen las compañeras para ir, es la verdadera fuerza de la mujer, es ahí donde se ve realmente la sororidad, la verdadera sororidad”.

Es un movimiento que tira hacia arriba,que marcha y que a su paso, transforma.

Belén concluyó la entrevista con una reflexión: “Lo que se vivió en Chaco era el mundo ideal, todas luchando por la misma cosa, si fuéramos así en todo el país yo creo que hay cosas que ya se podrían replantear, yo creo que la emergencia ya tendría que haber, si estuviéramos todas juntas, así… también hay que recalcar que el feminismo no es algo negativo, el feminismo tiene una connotación negativa por los medios de comunicación, es un proceso cultural y el feminismo en Chaco venció y va a vencer porque el patriarcado se va a caer“.

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.