Albondiguitas de carne y acelga

0 103

Seguimos compartiendo recetas fáciles y poco costosas que puedan sacarnos rápido del paso en diferentes circunstancias. Hoy vamos a preparar unas albondiguitas de carne picada y acelga que pueden servirse calientes como plato, tibias en una entrada o también agregarse a las picadas tan usuales durante el verano. Para esto último es ideal acompañarlas con algunas salsitas como aderezo. Les dejo dos opciones ricas al final, en la sección de los #Recetips.

 

 

INGREDIENTES

  • Carne picada: 800 gramos. Mejor si es magra.
  • Acelga: 10 hojas
  • Puerro: 2
  • Ajo en polvo y pimentón: a gusto
  • Fécula de mandioca: 4 cucharadas
  • Sal: a gusto
  • Aceite de oliva: a gusto
  • Rebozador a elección. En este caso yo lo hice con salvado de trigo.

 

PROCEDIMIENTO

Picar el puerro bien chiquito y dorarlo en aceite de oliva, condimentado con la sal y el pimentón. Dejarlo enfriar y mezclarlo con la carne picada cruda. El siguiente paso es cocinar la acelga. La picamos, la salteamos durante dos minutos con el ajo en polvo y un poco de sal y cuando está lista, la escurrimos bien y la procesamos. La integramos a la carne picada con el puerro y las 4 cucharadas de fécula de mandioca, hasta tener una mezcla uniforme que llevaremos a la heladera por media hora. Pasado ese tiempo, la retiramos y armamos las albondiguitas de un tamaño que sirvan para un solo bocado. Las rebozamos y volvemos a dejarlas en la heladera, ahora vez durante 15 minutos. Las horneamos recién sacadas de la heladera a fuego medio durante 25′ ¡y listo!. Se pueden servir acompañadas de arroz o puré como plato principal, o tibias en una entrada o en picadas con una cerveza bien fría.

RECETIPS

Les dejo dos salsas o toppings de rápida preparación que combinan muy bien con estas albondiguitas en una picada.

  1. Roja: Pelamos dos tomates perita y le sacamos las semillas. Los cortamos en cubitos y lo salteamos con media cebolla picada. Cocinamos durante 10′, le agregamos una cucharada de extracto de tomate y procesamos. Se puede condimentar con pimentón, curry o coriandro.
  2. Verde: Cortamos las hojas del puerro que nos quedaron de la preparación de las albóndigas y las salteamos con un diente de ajo picado, aceite de oliva y sal hasta que estén bien blanditas. A esta preparación también podemos agregarle condimentos a gusto y conservarla en un frasco con aceite. Funciona como aderezo para cualquier carne roja, tanto al horno como a la plancha o a la parrilla.

Leave A Reply

Your email address will not be published.