“A un pibe no lo podes poner a estudiar si no tiene la panza llena”

0
717

En el barrio de Wilde funciona el comedor y copa de leche “Juntos se puede”. #ElNumeral visitó el espacio que está ubicado en la calle Pirán al 1700 y conversó con César y Darío, dos pibes que a través de la política y el trabajo social lograron salir adelante.

Antes de arrancar con el ping-pong de preguntas y respuestas, César se presenta: “Me llamo César, nosotros somos del Frente Social Peronista de Avellaneda”, ese es el puntapié que dará lugar y marcará el ritmo de la entrevista.

Él tiene 27 años, y es quién esta a cargo del espacio que funciona como lugar de contención dentro del barrio: “La idea es discutir lo social y político. Acá en el barrio tenemos varios centros comunitarios: este es uno, el otro está ubicado en Lobos y otro en Godoy Cruz. Hoy, como sabrán, este gobierno está golpeando a la clase baja, nuestra idea es contener a la familia, contenerlos y construir. El laburo principal que hacemos es, por ejemplo, con los pibes que salieron de estar presos. Nosotros los incluimos, la idea es abarcar a todos esos pibes. Queremos lograr que un pibe privado de su libertad, salga, se apoye en nosotros, le demos una contención y que ellos aprendan una nueva cultura: a trabajar, a tener una responsabilidad. Quizás el día de mañana, consiguen otro laburo y te dicen gracias, conseguí otro laburo pero ya salió con otra cabeza” 

“Una vez que ellos salen lo contenemos, primero con mucho dialogo, porque ponete a pensar: hay pibes que estuvieron entre ocho y diez años, una cultura totalmente distinta. Nosotros lo que hacemos es sumarlo, contenerlo, y ayudarlo laboralmente. Además, los capacitamos con cursos para cambiarles la cabeza. Es difícil después de salir, muchos te hablan de igualdad, pero es fácil hablar de igualdad cuando la desigualdad la sufre otro. Hay que sumar a esos pibes, y que esos sumen a otros.”

Desde hace un año vienen haciendo esta tarea. Además de los tres comedores que funcionan en Wilde, están distribuidos en otros barrios, entre ellos: Villa Domínico, Wilde, Villa Tranquila y Villa Azul. “Acá vienen tres tandas de entre 20 y 30 chicos. La verdad es que aumentó bastante la cantidad de chicos que vienen ahora, aparte aumentaron la cantidad de comedores en el municipio: antes había 127 y ahora 167. En el que está ubicado en Lobos y Godoy Cruz van masomenos la misma cantidad que acá”.

César insiste en el difícil contexto que atraviesa el país desde hace dos años: “este gobierno está dando con todo, nosotros lo que queremos concientizar a la gente que no es que uno quiere vivir de esto, pero a un pibe no lo podes poner a estudiar si no tiene la panza llena, porque está con hambre. Nosotros lo que queremos lograr es que eso se corte, y en eso tiene mucho que ver la política, el que tenia el hijo tomando la merienda en la casa hoy tiene que ir a un merendero”. 

Darío salió hace poco de estar preso por tercera vez y hay algo que deja en claro: no es para nada fácil. “Yo estuve tres veces preso, las primeras dos veces salí con una mano atrás y una adelante, más cuando tenes una familia. Cuando salís te encontras con que nadie te da una mano y volves a lo mismo, pero ahora encontré a un amigo, me dio una mano y así como me sume yo, se van sumando muchos pibes. No es lo mismo que te hable alguien que no paso por todo eso, el dialogo es distinto, le explicas todo bien claro.”

Fotografía: Agostina Fuchs

Volvemos a retomar un tema que está constantemente presente en la entrevista: la estigmatización y la exclusión que sufren todos los días. “Se sufre estigmatización pero a raíz de los pasos que vas dando la gente va viendo como cambias. Por el solo hecho de salir de estar preso, la gente te apunta con el dedo. Nosotros lo que tratamos de hacer es cambiar los perfiles. Hacemos que se reagrupen con otro tipo de personas, miralo a él, salió, era muy conocido en el barrio, y toda la gente estaba esperando que error iba a cometer. En cambio, haciendo esta ayuda social, pudo cambiar su perfil. Nunca es tarde para hacerlo, pero cuesta, porque a muchos lugares vas pedís laburo y te dicen que no.”

“El estigma va a estar siempre porque todo el barrio lo conoce ¿y como haces para cambiarle la forma de pensar a la gente? Haciendo esto: sumándolo, dándole una oportunidad. Nosotros apostamos a todos, nosotros no somos nadie para juzgar, pero sí apostamos porque la mayoría de mis amigos tuvieron una infancia donde están todos presos o muertos y a raíz de eso uno se compromete.”. 

Inevitablemente este tema nos hace conversar acerca de los distintos casos de gatillo fácil y de la intención del actual gobierno de bajar la punibilidad: “Vos sabrás que hoy los medios de comunicación tienen mucho que ver con todo esto, si se habla de estigmatización, ellos son quienes más nos estigmatizan. Vamos a poner como ejemplo el caso de Chocobar: el pibe estaba haciendo algo malo, pero esos tipos tienen que estar preparados. No podes matarlo por la espalda, no justifico la actitud del pibe, pero vos ya te das cuenta ahí como los medios te matan y la gente también lo hace, para la gente sos el peor”.

En una forma de dejar clara su postura, le preguntamos su opinión sobre el proyecto de baja de la punibilidad que intenta instalar el gobierno nacional: “lo de la baja de la punibilidad está mal, el gobierno tiene todo para ofrecer herramientas para la contención. Eso ya es perverso, un pibe menor no puede caer en cana, no se puede porque necesitan otro tipo de contención. Hoy no pasa, porque al gobierno le sirve la situación esa, meterlos presos, le sirve que haya mas policías. No lo comparto porque hay que escucharlos a los pibes, acá se sientan y se les habla, porque los pibes desde chicos vienen con problemas, entonces lo que necesitan es contención. Él – refiriéndose a Darío – habla con los pibes de doce o trece años, porque muchas veces quedan en el limbo y no está nadie para darle una mano. Ahí empieza todo, por eso insistimos en la contención, nosotros con tan poco generamos muchas herramientas. Estoy en contra de que la policía se maneje así, generas mas riesgos, lo que falta es compromiso en los barrios.”

Volvemos a poner el eje en el laburo que hacen desde el comedor y cuales son las necesidades que se presentan hoy en día: “Nosotros queremos un espacio físico para generar trabajo. Uno puede quedarse sólo con el programa social, más allá de que contiene, hay que generar trabajo a través de microemprendimientos. Hace un tiempo estamos pidiendo un espacio físico, pero cuesta, lo necesitamos para que podamos generar laburo porque mucha gente nos dona cosas. Ahí es donde tenemos una traba porque si tendríamos algo fijo para los pibes sería muy distinto.”

El espacio funciona como merendero a la tarde y comedor por la noche, pero aparte realizan actividades culturales: “acá aparte del comedor organizamos corsos, hay peluquería y apoyo escolar. El otro día hicimos un corso, antes siempre pasaba algo, había problemas entre pibes pero con el laburo que venimos haciendo, logramos hacer el coso, vino mucha gente y generamos que dos barrios – porque acá se divide entre El Fondo y Rancho Grande – se junten. Antes se agarraban, hubo homicidios de por medio, y lo que logramos es que de los dos barrios vengan y no pase nada.”

Terminó la entrevista, ellos nos despiden, nos agradecen y nosotros nos vamos con una frase de César que sigue dándonos vueltas: “mi forma de pensar es: primero es el barrio, después es el barrio y después es el barrio”. Es el deseo de ver mejor al barrio lo que los motiva. Eso se refleja en el laburo social que hacen todos los días, desde los más chicos que van a recibir la merienda hasta los pibes que salen de estar privados de su libertad y se encuentran con una realidad que día a día los excluye.

INFO:

  • Wilde – Merendero y comedor “Juntos se puede”: lunes, miércoles y viernes de 17 a 18 horas y de 20.30 a 22 horas.
  • Merendero “Luz de vida”: lunes miércoles y viernes de 17 a 19 horas, Lobos 1555 entre Pino y Toay.
  • Merendero “El progreso”: martes y jueves de 17 a 19 horas, Godoy Cruz 2008.
  • Villa Tranquila: martes, miércoles y jueves de 17 a 19 horas, 25 de mayo y las vías.
  • Villa Domínico: Merendero Estallido: sábado y domingo de 17 a 18.30 horas, Chivilcoy 846 entre San Nicolás y Merlo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here