Se presenta el proyecto de ley contra el acoso sexual callejero

0 98

 

Mañana, miércoles 14 de marzo, se presentará en el Senado de la Provincia el proyecto de ley para la sanción y prevención del acoso callejero.

Tras años de trabajo y militancia en las calles y redes sociales, se logró finalmente que se trate en diputados la problemática de acoso sexual callejero como un delito que atenta la integridad sexual y se lo sancione a través de multas que pueden llegar a los $25000.

En la Comisión de Legislación penal se debatió no sólo una sanción económica, sino también una conscientización social y cultural para comprender al cuerpo como un espacio privado incluso en los espacios públicos. La diputada Olga Rista (UCR), sostuvo que “sancionando el comportamiento violento y enseñando a las personas la importancia del respeto es como podemos cimentar esperanzas reales de que la igualdad de género y el respeto a los derechos de las mujeres sean una realidad en el futuro”.

Además de Rista, el proyecto contempla también las iniciativas de las diputadas Victoria Donda (Libres del Sur) y Gabriela Troiano (Socialista) en la consideración de penas que estén en el Código Penal acompañadas de la obligación de, además de sanciones económicas, participación obligatoria de talleres de concientización.

Se considera “acoso callejero” a toda acción realizada en un espacio público o de acceso público que afecte la integridad de una o más personas por actos tales como “intimidación, hostilidad, degradación, humillación y/o un ambiente ofensivo”, tal como contempla la violencia contra la mujer el artículo 4 de la Ley de protección  integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres (26485) sancionada y promulgada en el 2009 pro que desde entonces, no es totalmente efectiva por la falta de generación de políticas públicas que protejan y prevengan la violencia tanto en ámbitos públicos como privados. A su vez por el desfinanciamiento o cierre de los espacios de protección que resguardan a víctimas de violencia de género.

Mientras tanto, la generación de la ley que contempla el acoso sexual callejero se da a partir de un vacío legal que deja le Ley de Protección Integral al no considerarlo como un tipo de violencia, aun cuando la forma en la que se manifiesta denigra, incomoda y humilla a las víctimas.

El acoso callejero está sancionado desde el año 2017 por la Legislatura de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, ley n° 5742, que considera penas de dos a diez días de trabajo de utilidad pública o multas de entre doscientos y mil pesos, siempre que no se plantee como delito, sino sólo “acoso sexual”. El problema central planteado es que se considere la posibilidad de la violencia sexual de índole verbal, psicológica o física como algo menor, no como delito. Tiene en cuenta desde un silbido al exhibicionismo, masturbación o gestos indebidos, pero no considera más que una pena relacionada a la participación de talleres, ínfimos días de trabajo para la comunidad o apenas una multa que no concientiza, da gracia.

En el Senado de Buenos Aires a las 18hs, mañana se presentará un proyecto de ley a nivel provincial para que esta praxis discriminatoria que nos atraviesa por cuestiones de género u orientación sexual se entienda como un accionar que nos incomoda, nos humilla y no nos permite caminar en paz. Una práctica que desde hace años el movimiento feminista piensa frenar, trabajar y erradicar para que caminar en la calle no siga siendo un acto de valentía, sino un derecho que podamos vivir plenamente.

Leave A Reply

Your email address will not be published.