Hummus arcoiris

0 106

Va llegando el calor y con el cambio de clima, también cambian nuestros antojos a la hora de comer. Hoy vamos a preparar variedad de hummus que sirven tanto para untar en picadas como para aderezar sandwichs. Para la mesa de las fiestas también son ideales porque son frescos y coloridos. Si dejás hechos algunos pasos previos, la preparación es muy sencilla y rápida. Podés tenerlos en la heladera dos o tres días y en el freezer un par de semanas. Vamos.

INGREDIENTES

  • Grabanzos – 2 tazas
  • Arvejas partidas – ½ taza
  • Remolacha – 1 (mediana)
  • Tomates secos – 10 unidades
  • Semillas de sésamo (si es tostado, mejor) – 100 gramos
  • Albahaca – 4 hojas
  • Perejil – 5 ramitas
  • Orégano y perejil fresco (podés reemplazar por los secos)
  • Cúrcuma – 3 cucharadas (si te cuesta conseguir, usá curry)
  • Ajo en polvo – A gusto
  • Aceite de oliva y/o maíz
  • Jugo de un limón
  • Sal

PROCEDIMIENTO

Para agilizar la preparación de los hummus, conviene tener algunas cosas listas de antemano:

  • Garbanzos: Dejamos las dos tazas de garbanzos remojando durante la noche. Conviene usar un recipiente profundo y con suficiente agua porque absorben bastante y se hinchan. Es ideal que sea durante 8 horas. Si no tenés tanto tiempo dejalos menos, pero sabé que cuanto más los remojes, menos van a tardar en cocinarse. Además ayuda a que queden más suaves. Pasado el tiempo de remojo, los colamos y los hervimos. Conviene hacerlo con poca agua y a fuego lento hasta que estén bien blandos. IMPORTANTE: no tires el líquido de cocción cuando termines de hervirlos porque lo vamos a usar después.
  • Tahini: Nosotros vamos a aprender acá una versión casera. Si tenés en tu casa o preferís comprarlo en el súper, salteate este paso. Para esta preparación tenemos que remojar las semillas de sésamo (podés dejarlas junto con los garbanzos). Las colamos bien y las procesamos con 6 cucharadas de aceite de oliva, el jugo de un limón, sal y ajo en polvo a gusto. Yo uso una cucharadita para que no sea invasivo.
  • Arvejas partidas: Las remojamos como a los garbanzos. Las colamos y las hervimos también con poca agua y a fuego lento. Tienen que pasarse un poco y quedar con una consistencia bien blanda, que se desarmen. Podés saltearte este paso usando las de lata pero obviamente el sabor va a cambiar un poco. Siempre es mejor con productos naturales o frescos y las legumbres son muy accesibles.
  • Tomates secos: remojarlos 1 hora en agua tibia. Cuando los colamos, también reservamos el líquido que queda para usarlo después.

Con estas bases listas, pasamos a preparar nuestro arcoiris de hummus.

  • Rojo: Ponermos en la procesadora media taza de grabanzos cocidos, sal, dos cucharadas colmadas de tahini, cuatro cucharadas de aceite (en este yo uso de maíz) y un poco del líquido de cocción que guardamos. Mixeamos un poco para romper los garbanzos. Agregamos la remolacha cruda pelada y cortada en cubos y volvemos a procesar. La consistencia es a gusto y podemos rectificarla agregando aceite o líquido.
  • Verde: Ponemos en el mixer media taza de garbazos, las arvejas cocidas, sal, dos cucharadas colmadas de tahini, cuatro cucharadas de aceite (en esta también uso de maíz), un chorrito del líquido de cocción, la albahaca y el perejil. Procesamos y rectificamos la consistencia como en el anterior.
  • Amarillo: Procesamos media taza de garbanzos, sal, cuatro cucharadas colmadas de tahini, dos cucharadas de aceite de oliva, un chorrito de jugo de limón, un chorrito del jugo de cocción y cuatro cucharadas de cúrcuma. Este condimento le va a dar un color bien amarillo y un sabor que se acerca a la mostaza. Si no tenemos o no nos gusta, podemos reemplazar por algún curry. Siempre recordá rectificar la consistencia a gusto con el aceite o el líquido de cocción.
  • Naranja: Procesamos media taza de garbanzos, sal, cuatro cucharadas colmadas de tahini, un chorrito del líquido de remojo de los tomates, un chorrito del líquido de cocción de los garbanzos, dos cucharadas de aceite de oliva, los 10 tomates secos colados, orégano y romero fresco a gusto.

Cuando los tenés listos podés ponerlos en recipientes separados como en la foto o en alguno rectangular y en franjas, simulando un arcoiris.

RECETIPS

¡HUMMUS DULCE! ¿Hummus dulce? ¡SÍ, HUMMUS DULCE! Si te sobraron garbanzos, procesalos con dos cucharadas de cacao amargo o ¼ de tableta de chocolate para taza derretido, una cucharada de miel y dos de azúcar (yo uso mascabo). Podés usarlo en panqueques o tortas.

Leave A Reply

Your email address will not be published.