De la mano del Licha

0 65

Racing se quedó con el clásico de Avellaneda tras ganarle a Independiente por 3 a 1 en el Libertadores de América y recuperó la punta del campeonato, al menos hasta que Defensa y Justicia juegue su partido esta noche.

La Academia venía embalada de su último partido como local cuando le ganó  a Godoy Cruz donde se vio un gran juego, mientras que El Rojo llegó con más dudas.

Los dirigidos por Coudet se metieron en un verdadero infierno. La cancha estaba colmada de hinchas de Independiente que tenían la esperanza de arruinarle el sueño del campeonato a su eterno rival. Sin embargo, la visita sacó chapa de campeón y con carácter supo resolver el partido.

A penas comenzó el encuentro, La Academia tuvo la iniciativa, la posesión de la pelota, y presionó para que el local no pudiera salir cómodo. En apenas cinco minutos de partido el cero se rompió a favor de La Academia tras un tiro de córner que terminó en gol de Burdisso. Parecía que Racing iba a dominar el encuentro y buscar ampliar la diferencia pero se empezó a desmoronar, ya que los dirigidos de Holan se encontraron dentro del campo con jugadas colectivas y llegaron con mucho peligro al arco defendido por Arias, que fue una de las figuras del partido.

A falta de cinco minutos para que finalice la primera mitad  Fernando Gaibor puso en igualdad el encuentro, un resultado mucho más justo por lo desarrollado entre ambos.

En el complemento las cosas no cambiaron, el rojo dominó del encuentro y Racing parecía conformarse con el empate, pero nuevamente la visita fue quién rompió la igualdad. Cvitanich le ganó la posición a Alan Franco, quien cometió un penal infantil al sujetarlo dentro del área. Desde los doce pasos el capitán y la gran figura del encuentro, Lisandro López, puso nuevamente en ventaja a la visita.

Con la ventaja en el marcador La Academia se resguardó en su campo y dejó que el local atacara. Con el paso de los minutos la tensión incrementó al igual que las infracciones y los encontronazos. En ese momento, el árbitro del partido Pitana sacó  tarjetas amarillas sin cesar.

En los últimos quince minutos del encuentro la desesperación le jugó  una mala pasada a Independiente que con más arrebato que fútbol fue en busca de la igualdad, pero siempre se encontró con la defensa rival bien parada y Arias los negaba de cualquier chance de gol. Tanta fue la locura para igualar el encuentro que en la última pelota parada del partido a favor del rojo, Campaña fue al área y tras un rechazo le quedo servida la contra a “Licha” López que con serenidad le otorgó el gol a Matias Zaracho para poner el 3 a 1 definitivo.

Así Racing superó una parada muy complicada y las aspiraciones para quedarse con el campeonato son más reales, mientras que del lado de Independiente todo es una incógnita ya que esta muy lejos de los puestos de clasificación a Libertadores y puede quedarse incluso fuera de la Sudamericana.

Leave A Reply

Your email address will not be published.