Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Cambiemos espera una dura derrota en Córdoba este domingo

Gente del gobierno nacional en la provincia mediterránea llama a cortar boleta, ante la firme posibilidad de que este domingo Juan Schiaretti arrase con la elección a gobernador y le aseste un golpe decisivo a Cambiemos en su pretensión por mantener la gestión presidencial.

El devaluado candidato macrista Mario Negri quedó como la cara de la escisión que la alianza nacional gobernante experimentó en el distrito que hace cuatro años lo catapultó a la máxima magistratura.

Hoy, el propio oficialismo teme quedar tercero detrás de Ramon Mestre, candidato de un radicalismo que lograría capitalizar poder y vocación de liderazgo dentro de la deprimida alianza Cambiemos, para imponer condiciones o romper con el macrismo, como expresó Ricardo Alfonsín en declaraciones radiales.

El gobierno nacional tiene casi asumida la derrota en la provincia y puso todo su arsenal para derrotar a Mestre, su real competidor. Después de la verborragica y funesta visita de Carrió, Horacio Rodríguez Larreta y Maria Eugenia Vidal acompañaron a Negri cerca del cierre de la campaña, pero internamente buscan retener la intendencia de Córdoba, frente al candidato de Schiaretti, para exhibir un triunfo el próximo domingo.

Ni Cambiemos ni sus aliados lograron aportar un triunfo que pueda darle esperanzas de reelección a la demacrada imagen de Mauricio Macri, y la alianza esta acorralada: Si Vidal es la candidata, no asegura la victoria y a la vez, sin candidato, tendría altas chances de perder la Provincia de Buenos Aires.

Y mientras la imagen de Macri se cae a pedazos, la Casa Rosada sabe que Schiaretti tiene muchas chances de imponerse en Cordoba, pero el resultado del domingo próximo puede ser mas que una derrota electoral, por las múltiples derivaciones que pueda ocasionar perder también con sus aliados radicales.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.