Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Los años de los grandes estadios

En noviembre del 2001 Los Piojos desembarcaron por primera vez en el estadio de Huracán: fue la primera presentación de la banda en los grandes estadios. Velez, Boca y River, entre otros, son los protagonistas de esta nota, la tercera producida por El Numeral junto a Radio Contempo, a diez años de su separación.

Cuatro discos de estudio y uno en vivo. Ocho fechas en Obras Sanitarias, tres en el Parque Sarmiento y otras tantas en los microestadios de Racing y Ferro. Dos presentaciones en el estadio de All Boys, una el de Atlanta y una Plaza Moreno con cien mil personas. Así encontraba el nuevo milenio a Los Piojos. La banda estaba lista para grabar un nuevo disco, el sucesor de Azul, cuando Daniel Buira dejó el grupo en marzo del 2000.

Aunque su partida influyó en el ánimo del resto de los integrantes no hubo otra salida más que seguir adelante. Con Sebastián Cardero como nuevo baterista, la banda volvió a desembarcar en Obras para terminar la gira de presentación de Ritual, su disco en vivo, los días 7, 8, 9, 14, 15, 16 y 18 de julio. Esa serie de siete fechas reunió a cuarenta mil personas en total y se convirtió en una de las más importantes en la historia del estadio. A fin de año, el 16 de diciembre, volvieron por segunda vez a Atlanta para presentar Verde Paisaje del Infierno, su quinto disco de estudio. En el mismo estadio, la banda pasó de veinticinco mil personas en 1999 a treinta mil en el 2000 reafirmando que, como sentenciaba el suplemento No de Página 12, su convocatoria sin techo no se veía afectada, ni siquiera, por la crisis que transitaba el país después del gobierno menemista.

En febrero del 2001 la banda dijo presente en la primera edición del festival Cosquín Rock. Luego, en el medio de una extensa gira nacional, volvió al microestadio de Gimnasia y Esgrima de La Plata los días 27, 28 y 29 de abril y el 20 de octubre tocó, casi un año después de su última presentación en Capital Federal, nuevamente en el estadio de Atlanta ante treinta mil personas. Aunque originalmente estaba pensada como una doble fecha en ese estadio, la segunda, planificada para el sábado 27, se tuvo que cambiar de fecha y de lugar debido a la queja de los vecinos. El 24 de noviembre Los Piojos tocaron en el estadio de Huracán ante más de treinta y cinco mil personas. La banda cerró el año superando una vez más su propia convocatoria y su primera fecha en un estadio grande le abrió las puertas de los demás.

El 8 de febrero del 2002 la banda fue la encargada de cerrar el primer día de la segunda edición del Cosquín Rock y, tal como había pasado el año anterior pero en mayor magnitud, volvió a La Plata en abril para tocar en el microestadio de Gimnasia y Esgrima: esta vez fueron cinco fechas los días 12, 13, 19, 20 y 21. Después de cuatro años seguidos tocando en estadios, Los Piojos los descartaron en ese por la situación económica en la que se encontraban el país. Sin embargo, fue la insistencia de quienes encontraban en sus recitales una descarga para los problemas cotidianos lo que llevó a la banda a debutar en un recinto desconocido: los días 19, 20, 21 y 23 de julio tocaron por primera vez en el Luna Park. En el programa de esas fechas se podía leer un fragmento escrito por Ciro que decía: «Ustedes y nosotros ya lo vimos venir mientras otros festejaban. Ahora no bajemos los brazos, no aflojemos, hagamos lo que sea pero lo mejor posible». Ese año finalizó con la presentación de Huracanes en Luna Plateada, el segundo disco en vivo de la banda, grabado en el estadio de Huracán el año anterior, en las cinco fechas de La Plata y en las cuatro del Luna Park del mismo año y en varios lugares de la gira realizada por el interior en ambos.

A principios del 2003 volvieron a ser uno de los números principales del Cosquín Rock en su tercera edición y siguieron recorriendo el país con su último disco en vivo. El 14 de mayo el grupo volvió al Luna Park para un recital a beneficio del Hospital de Niños de Santa Fe, el cual se encontraba en una delicada situación debido a las inundaciones que afectaban a la provincia desde fines de abril. La presentación de Huracanes en Luna Plateada siguió por Córdoba y Mendoza en junio, pasó por Rosario en septiembre y, por primera vez, por España en octubre. A fin de año llegó la esperada presentación del sexto disco de estudio de Los Piojos y, junto a ella, la consagración definitiva para cualquier banda de rock argentina: setenta mil personas se reunieron el 20 de diciembre en el estadio de River Plate para escuchar en vivo las canciones de Máquina de Sangre, la nueva placa de la banda.

Hacia el 2004, el grupo había abandonado casi todos los microestadios del Gran Buenos Aires. Solo volvería recurrentemente al Luna Park para llenarlo en series de dos, tres y hasta cuatro fechas seguidas. El 30 de enero de ese año, como era costumbre, Los Piojos abrieron el año en Mar del Plata: el lugar elegido fue el Patinódromo de la ciudad donde reunieron a cerca de veinte mil personas. Nuevamente el 8 de febrero, por cuarto año consecutivo, fueron los encargados de cerrar una de las noches del Cosquín Rock y en mayo volvieron a Capital Federal para una doble fecha en el estadio de Velez que convocó a casi noventa mil personas los días 22 y 25. En octubre viajaron a Montevideo para tocar el 10 en el estadio Centenario, en el marco del festival Centenariazo, y el 22 del mismo mes cerraron la segunda edición del Quilmes Rock, realizada en el estadio de Ferro, ante más de treinta mil personas. A fin de año volvieron a la ciudad de las diagonales pero esta vez fue el recientemente inaugurado Estadio Único el que los recibió. En esa fecha, 27 de noviembre, cincuenta mil personas disfrutaron de lo que fue la última fecha de Los Piojos por un largo tiempo. Es notable también que, junto a la presentación en Ferro, ese show se convirtió en el último de la banda en donde los fuegos artificiales fueron protagonistas centrales ya que poco más de un mes después sucedería la tragedia de Cromañón.

En diciembre de 2004, la banda sumaba seis discos de estudio y dos en vivo, quince fechas en el estadio Obras Sanitarias, cinco en el Luna Park y once estadios: dos veces había tocado en All Boys, tres en Atlanta, una en Huracán, una en River, una en Ferro, dos en Velez y una en el Único. La banda se convirtió en un número fijo en cuanto festival de rock se realizara en Argentina. Pero además de todo eso, los integrantes de Los Piojos sumaban quince años de trayectoria juntos y el desgaste se empezaba a sentir. Los primeros rumores de una inminente separación comenzaban a escucharse.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.