Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Budines de pollo y vegetales asados

Si tenés moldes para muffin o las placas que se compran en bazares para hacer varios a la vez, esta forma de cocinar es ideal para hacerlo en cantidad y guardar en el freezer. Hace unos meses preparamos una versión dulce, hoy les dejo una opción salada de budincitos para que tomen como base y puedan crear y jugar con lo que más les guste. Es una gran forma también de reciclar la comida que sobra en la heladera y muchas veces termina en la basura porque nadie la consume. ¡Prueben y si hacen esta receta o su idea propia, mandenme foto!

 

 

INGREDIENTES

  • Zucchinis: 2
  • Berenjenas: 1
  • Cebolla de verdeo: 3
  • Pechugas de pollo: 1
  • Huevos: 2
  • Leche: 1/2 taza
  • Harina: 3/4 (yo usé de arvejas para hacerlos sin TACC, pueden usar la que gusten)
  • Polvo de hornear: 1 cucharadita
  • Tomates perita: 2
  • Queso (opcional): a gusto
  • Moldes para muffin o budines de 12cm. aproximadamente: 4

 

PREPARACIÓN

Primero vamos a asar los zucchinis y la berenjena. Yo aproveché que hice asado y los cociné en la parrilla pero pueden hacerlo en el horno lavándolos, cortándolos en mitades y cocinando rociados con sal y aceite de oliva durante 25 minutos a fuego fuerte. Cuando están listos, los reservamos para que se enfríen.

A la pechuga la vamos a cocinar grillé vuelta y vuelta en plancha o sartén hasta que esté dorada. Reservamos junto a los vegetales mientras preparamos el ligue.

Batimos a mano la leche con los huevos y el polvo de hornear hasta que espume un poco. Agregamos la harina tamizada en forma de lluvia e incorporamos bien sin que quede ningún grumo.

Procesamos los vegetales junto con el pollo hasta que se forme una pasta pero que queden pedacitos en los que se noten los ingredientes, no tiene que quedar una pasta uniforme y monocromática. Le sumamos el verdeo crudo picado bien chiquito y la mezcla del ligue con la harina. Integramos bien la preparación y la dejamos descansar en la heladera por 10′.

Colocamos antiadherente en los moldes, llenamos con la mezcla hasta la mitad y colocamos queso en cubos (opcional) y cubrimos sin llegar hasta el tope porque van a levar. Terminamos con rodajas finitas de tomate y cocinamos en horno a 200 grados durante 25 minutos. Antes de retirar siempre chequear la cocción con el método del palillo ya que los fuegos de cada casa son diferentes.

 

RECETIPS

Si no tenés moldes para muffin o budincitos podés hacerlo en fuente para horno de 20×20 y servir en cuadraditos. Como entrada o en picadas van re bien.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.