Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Porridge clásico

Otra cosa que intentaremos hacer en esta época es preparar distintas opciones de desayuno para el invierno que sean sanas, calóricas y nos quiten el apetito para arrancar el día con más energía. Hoy vamos a preparar una receta clásica a base de avena: el porridge. El procedimiento es facilísimo y la idea es que aprendamos sus 3 pasos básicos y después juguemos o probemos con diferentes toppings o acompañamientos. El de hoy es con miel y arándanos secos hidratados con vino tinto.

 

 

INGREDIENTES

  • Avena: 1 taza
  • Leche: 500 cm3
  • Arándanos secos: media taza
  • Vino tinto: media taza
  • Azúcar: dos cucharadas (yo usé mascabo)
  • Miel a gusto

 

PREPARACIÓN

Dejamos la avena en remojo durante 6/8 horas para activarla. Podemos saltear este paso pero lo recomendamos para aprovechar mejor sus nutrientes. Una vez pasado ese tiempo, la escurrimos y la cocinamos en una ollita con la leche, revolviendo constantemente, hasta que alcance la consistencia deseada. Servimos con los acompañamientos que más nos gusten. Esta vez lo hice con miel para endulzar y unos arándanos secos al vino tinto.

Para preparar los arándanos los dejamos en remojo unas horas, los colamos (sin descartar el líquido porque lo vamos a usar) y los reservamos. Calentamos el vino tinto en una sartén, agregamos el líquido del remojo de los arándanos y el azúcar hasta que reduzca y evapore los alcoholes. Incorporamos los arándanos y cocinamos durante 3′ más. Podemos hacer este paso en el momento o tenerlo preparado en cantidad en un frasco en la heladera. Duran más o menos 4 o 5 días.

 

RECETIPS

Podemos incorporar dos cucharadas de coco o de cacao amargo en polvo durante la cocción para saborizar. También una cucharada de canela o la ralladura de un limón. Probá con lo que se te ocurra hasta que encuentres tus sabores favoritos.

Los arándanos preparados como en esta receta sirven también para acompañar postres como helado o flanes o para comerlos en tostadas.

Podemos preparar la base del porridge el fin de semana y tener varias porciones para la semana, de manera que solamente tengamos que calentarla y consumirla en el momento. En esta sección repetimos mucho el detalle tener pensadas las comidas para varios días. Suena repetitivo pero es importante incorporar estas prácticas para poder organizar mejor nuestra alimentación, algo que es más fácil de lo que parece.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.