Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Morir de Frio: solidaridad civil ante el abandono del Estado

La Red Solidaria denunció que son cinco las personas en situación de calle que fallecieron en todo el país por la ola polar. Además, aunque las entidades de bien público y social denuncian una cifra mayor, según el último relevamiento oficial hay al menos 1100 personas en la calle en la Ciudad de Buenos Aires.

Varias instituciones situadas en la Ciudad -entre ellas, el Club Atlético River Plate- y parroquias abrieron sus puertas por la noche para que estas personas puedan pasar bajo techo y con abrigo la que se consideró la noche más fría del año.

Se reportaron fallecimientos en las ciudades de San Salvador de Jujuy, San Nicolás, Mar del Plata y Venado Tuerto. El caso más resonante fue el Sergio Zacariaz, de 52 años, ocurrido a 400 metros de la Casa Rosada.

Según la Dirección Nacional de Estadísticas y Censos de la Ciudad, las personas en situación de calle en territorio porteño son 1146. Y a pesar de la gravedad del asunto, como en muchas otras cuestiones, no parece existir voluntad de intervenir de parte de quienes dirigen las acciones del Estado.

El actual vicejefe de gobierno porteño y candidato a la reelección Diego Santilli quiso valorizar los “paradores” que provee el gobierno porteño, pero argumentó que “la mayoría de la gente que esta en la calle prefiere quedarse ahí que ir a los paradores”. El director de Red Solidaria Martin Giovio desmintió esto, y retrucó: “las personas en situación de calle nos piden ir a un parador del gobierno de la Ciudad y a veces no logramos comunicarnos con el 108”.

En el mismo orden, el director de Atención Inmediata (área dependiente de Desarrollo Humano, cuya titular es Guadalupe Tagliaferri, premiada con una candidatura al Senado), Mariano Goyenechea dijo que “solo un tercio de las personas en situación de calle son de la Ciudad, mientras que el resto son del conurbano y del interior”.

Desde el Servicio Meteorológico Nacional explicaron que “una ola de frio se da cuando durante tres días consecutivos las temperaturas máximas y mínimas están por debajo de ciertos umbrales, dependiendo de cada ciudad, que en Capital son mínimas de 3,8 grados y máximas de 12,7”.

Si bien la iniciativa tuvo lugar anoche, no se descarta repetir el procedimiento en los siguientes días, e incluso ampliar la cantidad de lugares dispuestos para recibir a las personas que mas sufren esta ola de frio.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.