Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Rosario: denuncia de tortura policial en vivo

Un joven de 26 años denunció ante la tv rosarina que el día anterior fue torturado y obligado por policías a cometer delitos hasta ser detenido. Organismos de Derechos Humanos resaltaron la gravedad de un tema que es moneda corriente.

Abogados de DDHH exigen que se investigue y afirman que estos hechos son comunes en la ciudad. José Luis Zarvansky fue detenido e ingresó al hospital con una fractura en el pie que antes de subir al móvil policial no tenía.

Mario López, integrante de la APDH de Rosario, declaró que «las palabras de Zarvansky son convincentes». Además, explicó que estos testimonios son comunes y tienen un carácter sistemático en la ciudad.

José Luis no pareció estar “bajo los efectos de estupefacientes”, ante las cámaras de televisión. Algunos medios resaltaron los antecedentes de consumo que arrastra el joven.

En el historial de estos tipos de crímenes policiales, las víctimas son jóvenes en el máximo estado de vulnerabilidad. Es decir, pibes seleccionados por su factibilidad de ser manipulados, sin posibilidad de oponer defensa ante la extorsión y borrar todo rastro susceptible de ser investigado ante la posibilidad de una posterior denuncia.

¿Qué hechos denunció el joven?

Los periodistas de Cadena 3 cedieron el espacio a José Luis Zarvansky de 26 años. El joven relató que el día anterior, aproximadamente desde las 18 horas, la policía lo secuestró mientras circulaba en su motocicleta.

No tenía encima la documentación del vehículo, motivo por el cual lo subieron al automóvil y lo llevaron a un descampado. Los efectivos lo ingresaron a un Fiesta Titaniun color gris, según relató la victima. En ese momento, tres policías lo amenazaron y obligaron a robar. Tenían objetivos «marcados», con expresa indicación del sitio donde se guardaba el dinero.

Además, los efectivos le habrían proporcionado una pistola 9 milímetros sin munición. José Luis mostró las marcas en sus muñecas y piernas, producto de las esposas que lo inmovilizaban para trasladarlo de un lugar a otro. Y afirmó : «En el cuello me metieron una bolsa».

¿Cómo continúa esta denuncia?

Luego de hablar en vivo, efectivos lo reducieron y trasladaron en un móvil policial a la comisaría N°15. La orden la dio el Fiscal de Flagrancia, César Cabrera. Allí permaneció al menos 5 horas hasta que lo llevaron al Hospital Provincial de Rosario. 

Por el momento, la descripción de los actos delictivos que realizó Zarvansky no se constataron con denuncias formales.

El médico forense del Tribunal que lo revisó tras la detención, constató que las lesiones en su cuerpo no eran auto-infringidas. La madre del joven expresó que se le diagnosticó una fractura en el pie que no tenía antes de su apresamiento y abrió la sospecha de una represalia posterior a la denuncia pública.

La Multisectorial contra la Violencia Institucional manifestó a la prensa que si no se constató delito, fue innecesaria la violencia que se observa en el video. La abogada de la APDH de Rosario, Julia Giordano, aseguró: «Lamentablemente sabemos que son modos de operar que tiene la policía».

El mismo día de la detención, el MPA comunicó que Zarvansky estaba internado. La APDH desmintió la información y explicó que el joven permaneció dentro de un móvil policial hasta las 22 horas. Luego ingresó a internación.

El antecedente de Luciano Arruga

A Luciano Arruga lo asesinaron y desaparecieron por negarse a delinquir para la comisaría 8ª de Lomas de Mirador. 

La impunidad de una parte para nada menor de los efectivos oficiales y comisarios vinculados con el delito hace de casos con el de Luciano o el denunciado por Zarvansky una moneda corriente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.