Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Latinoamérica en tensión

En estos últimos días ante el golpe de Estado en Bolivia, la liberación de Lula da Silva y la grave situación social y económica en Chile, Latinoamérica vive momentos duros.

Latinoamérica vive días convulsionados. Un golpe de Estado, toques de queda, represión, muertos, heridos y detenidos. Por el otro lado, la libertad de Lula. Todo eso en tan sólo 2 semanas.

Estos no son hechos aislados. En aquellos países gobernados por dirigentes de derecha, el pueblo sale a la calle, reclama y se manifiesta. En el otro extremo, Bolivia tenía un presidente de origen obrero, humilde y con ideas basadas en mayor igualdad, más educación,salud pública y unión latinoamericana.

Tanto una como otra postura terminaron llevando a fuertes enfrentamientos. Latinoamérica se incendia.

Chile

El conflicto en Chile se remonta al viernes 18 de octubre pasado cuando el presidente Sebastián Piñera decretó un aumento en el boleto del metro que pasó de 800 a 830 pesos chilenos. Esto se dio a su vez en un contexto de malestar social. La población chilena sufre fuertes desigualdades a causa de la falta de políticas sociales que beneficien a los sectores más vulnerables.

Foto: AP

Los servicios de salud, educación y transporte son los que mayor descontento generan en la gente. El aumento del metro fue la gota que rebalsó el vaso.

Miles de personas salieron a la calle a movilizarse exigiendo la suspensión de la medida, mejoras en la educación, la salud y el sistema laboral. Fueron brutalmente reprimidos por la policía quien no dudo en arrojar gases lacrimógenos, balas de goma y golpear fuertemente a los manifestantes.

Las cifras se contabilizan en 20 muertos, más de 2.500 heridos y más de 5.000 detenidos. A su vez hay más de mil denuncias por violaciones a los derechos humanos.

El pasado domingo 10 de noviembre el gobierno de Sebastián Piñera expresó su voluntad de iniciar un proceso para reformar la constitución mediante un Congreso Constituyente con un plebiscito que lo ratifique.

La actual Constitución se encuentra vigente desde 1980 y fue redactada y formulada durante la dictadura de Augusto Pinochet. El texto no establece como responsabilidad del Estado ofrecer como un derecho la salud y la educación. Estos son dos principios fundamentales que reclaman los miles de chilenos que se manifiestan todos los días.

La conflictividad aumenta y el gobierno intenta taparla. Chile ya no soportará más injusticias.

Bolivia:

El pasado 20 de octubre Bolivia acudió a las urnas para elegir presidente. La oposición ante la demora de los resultados alegó fraude. Comenzó una batalla contra Evo Morales y contra sus seguidores. El 25 de octubre se dieron a conocer los resultados oficiales. Con el 47,08% de los votos Evo triunfó nuevamente frente al 36,51% obtenido por Carlos Mesa, su principal opositor.

Ante las denuncias por fraude la Organización de los Estados Americanos (OEA) elaboró un informe en el que recomendó realizar nuevos comicios para transparentar la situación política del país. Plantearon a su vez que se encontraron irregularidades de diversa índole.

Luego de este anuncio se desataron una serie de disturbios en varios puntos del país. Aunque al principio la policía seguía defendiendo al gobierno de Evo Morales, luego de unos días se plegó al reclamo que exigía la renuncia del mandatario.

Las fuerzas armadas, la policía y sectores de la oposición continuaban exigiendo su salida de la presidencia con manifiestaciones violentas. Finalmente el 10 de noviembre desde la región de Cochabamba Evo renunció a la presidencia luego de casi 14 años en el poder. Ante las amenazas a su seguridad, el presidente López Obrador le otorgó el asilo y en el día de ayer aterrizó en México.

El pasado 12 de noviembre Jeanine Añez, senadora opositora se autoproclamó presidenta interina de Bolivia en una sesión sin quorum. Esta fue la única manera que tuvo de poder hacerlo ya que el Movimiento al Socialismo (MAS) posee mayoría en ambas cámaras y estos decidieron no sesionar.

Bolivia entró en un golpe de Estado, miles de personas son detenidas y heridas por las fuerzas de seguridad. Se quemaron casas de funcionarios, se agredió a ministros y se violaron las reglas constitucionales respecto de la designación del presidente.

Brasil

A diferencia de Bolivia y Chile, Brasil vivió por estos días uno de los momentos más esperados. Lula da Silva fue liberado luego de estar más de 500 días preso. Por la causa Lava Jato que lo vinculaba con tramas de corrupción y lavado de dinero en la empresa estatal Petrobras fue encarcelado y llevado a la prisión de Curitiba. Luego de una decisión del tribunal supremo que determina que los acusados sólo pueden ser encarcelados después de agotar todas sus apelaciones en el sistema de cuatro niveles del país, fue puesto en libertad.

Foto: AFP

Apenas salió de prisión apuntó contra el actual mandatario Jair Bolsonaro. Lula posee un fuerte apoyo de parte del pueblo brasileño que durante todos estos días realizó muestras de apoyo hacia él y el Partido de los Trabajadores. Su imagen positiva continúa subiendo mientras que la de Bolsonaro se deteriora cada vez más.

El pueblo ha recuperado a uno de sus dirigentes más importantes. Ahora seguirá haciendo política, y buscará transformar la dura realidad que vive Brasil, gobernada por un presidente que no sólo no tiene contacto con su gente sino que no respeta ningún tipo de opinión ni idea.

Latinoamérica pasa por uno de sus momentos más terribles, pero cuenta con pueblos fuertes, que saben resistir. Que lucharán hasta el final para hacer de esta una región más justa. Porque quizás es como dijo hace unos años Álvaro García Linera, ex vicepresidente de Bolivia «luchar, vencer, caerse, levantarse, luchar, vencer, caerse, levantarse y así hasta que se acabe la vida, ese es nuestro destino»

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.