Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Comenzó el juicio por el femicidio de Anahí Benítez

Tras dos años de espera, comenzó en el Tribunal de Lomas de Zamora el juicio por el femicidio de Anahí Benítez. Por el caso, son juzgados Marcos Esteban Bazán y Marcelo Villalba.

El Tribunal Oral en lo Criminal 7 de Lomas de Zamora hoy comienza a juzgar a los detenidos por el femicidio de Anahí Benítez en agosto de 2017. A Marcos Bazán y Marcelo Villalba los juzgan Roberto Conti, Elisa López Moyano y Roberto Lugones.

Anahí tenía 16 años. Desapareció el 29 de julio de 2017 tras salir de su casa en Lomas de Zamora. Seis días después, tras denunciarse su desaparición, encontraron su cuerpo en  enterrado en la Reserva Natural Santa Catalina. El crimen ocurrió hace más de 30 meses y, aunque testigos confirmaron cinco sospechosos, sólo dos personas estarán en el banquillo por abuso y femicidio.

La fiscal Especializada en Violencia de Género, Fabiola Juanatey, pidió que uno de los acusados, Marcos Bazán, sea juzgado como coautor por «privación ilegal de la libertad agravada, homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género». Además de los crímenes de abuso sexual con acceso carnal y encubrimiento.

Distinto es el caso de Marcelo Villalba, quien recibió la acusación de autor de «robo, abuso sexual agravado por acceso carnal». Y por«privación ilegal de la libertad agravada y homicidio agravado por alevosía, criminis causa y por mediar violencia de género». Ambos podrían recibir la pena máxima de prisión perpetua, aunque la fiscal preve una pena alternativa para Bazán, por encubrimiento agravado. La pena máxima es de seis años.

Esta mañana, a partir de las 8, sus compañeros y compañeras del colegio concentraron en el ENAM (Manuel Castro) y movilizaron hasta el Tribunal de Lomas de Zamora para acompañar el proceso y exigir justicia.

Anahí Benítez
CEEENSAM

Entre pruebas y acusaciones

Marcelo Villalba, el principal acusado, tiene en su contra pruebas de ADN y el hallazgo del celular de Anahí entre las pertenencias de su hijo. Quince días después de la desaparición de la joven, fue detenido. Negó conocerla, aunque con el paso de los días su versión cambió. Primero sostuvo que el celular lo encontró en un terreno baldío, pero no pudo sostenerlo en el tiempo.

El cuerpo de Anahí tenía marcas de golpes en la cabeza y signos de ahorcamiento y abuso. La autopsia confirmó que su muerte fue producto de asfixia por sofocamiento, además de abuso sexual y heridas cortantes. Sobre su cuerpo se encontró restos de semen que, tras realizarse las muestras genéticas, eran compatibles a Marcelo Villalba.

El caso de Bazán es distinto, familiares, amigos y organizaciones aseguran que la causa en su contra fue armada entre la policía Bonaerense y la fiscal Especializada en Género, Juanatey. Lo detuvieron cuando un perro que rastreaba la zona donde se encontró el cuerpo de Anahí, marcó su casa que se encontraba a 200 metros.

La hermana de Marcos Bazán, Lucila, en diálogo con Cosecha Roja, se refirió a la situación de su hermano: “No encontraron un solo testigo, entre los 200 que declararon en la causa, que dijera que Villalba y Marcos se conocen. Tampoco apareció en el entrecruzamiento de teléfonos. El planteo de las fiscales es absolutamente ridículo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.