Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Realizaron un homenaje para las víctimas de la Masacre de Wilde

Tras 27 años, el intendente de Avellaneda junto al secretario de Derechos Humanos, funcionarios provinciales y familiares de las víctimas, descubrieron un cartel recordatorio en la esquina de Av. Mitre y Ramón Franco.

El pasado domingo se cumplieron 27 años de la Masacre de Wilde. Se trata de un caso emblemático de gatillo fácil que se llevó la vida de cuatro inocentes. Sin policías juzgados por el hecho, la familia sigue pidiendo justicia.

En el marco de esta fecha, se llevó adelante un acto en homenaje y reconocimiento a las cuatro víctimas (Edgardo Cicutín, Norberto Corbo, Claudio Mendoza y Enrique Bielsa) de ese caso de violencia institucional.

El acto de colocación de un cartel recordatorio en la esquina de Av. Mitre y Ramón Falcón fue llevado adelante por el intendente de Avellaneda, Alejo Chornobroff; Horacio Pietragalla, secretario de Derechos Humanos de la Nación; y el subsecretario de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, Matías Moreno.

Alejo Chornobroff junto a Raquel Gazzanego, viuda de Edgardo Cicutín.

Junto a los funcionarios estuvieron presentes familiares de las víctimas de este caso y el único sobreviviente, Claudio Díaz.

Pietragalla convocó a los familiares a “no perder la esperanza” y se comprometió a “seguir empujando para que no haya impunidad”.

También estuvieron presentes Raquel Gazzanego y Patricia De Angelis, viudas de Edgardo Cicutín y Norberto Corbo; Mariano Przybylski, director Nacional de Políticas contra la Violencia Institucional (SDH); los abogados de la causa, Gustavo Romano Duffau, Ciro Annicchiarico, además de otros funcionarios municipales del área de Derechos Humanos.

200 balazos, cuatro muertes y policías impunes

La «Masacre de Wilde» ocurrió el lunes 10 de enero de 1994. Policías de la entonces Brigada de Lanús persiguieron a los ocupantes de dos autos y confundieron a las víctimas con los supuestos delincuentes. Los asesinaron a balazos.

Norberto Corbo llevaba a dos pasajeros en un Peugeot 505, Claudio Mendoza y Enrique Bielsa. Edgardo Cicutín era un vendedor de libros que se trasladaba en un Dodge 1500 manejado por Claudio Díaz. Todos, con excepción de Díaz murió a causa del ataque de la policía.

Masacre a Wilde

Según se pudo determinar a partir de los peritajes de ambos vehículos, las víctimas recibieron un total de 200 impactos de bala calibre 9 mm y al menos un subfusil Uzi. En principio, los 11 policías que intervinieron en el hecho fueron detenidos. Sin embargo, la Cámara de Apelaciones y Garantías los liberó para que, finalmente, fueran sobreseídos.

Los familiares de las víctimas apelaron la resolución, pero tanto en 2003 como en 2007 los volvieron a sobreseer por la misma medida. Finalmente, la causa llegó a la Suprema Corte de Justicia bonaerense que ordenó la reapertura del expediente.

El pasado 20 de marzo se iba a realizar la audiencia previa al juicio oral, pero por el Aislamiento Social, Preventivo y Obligatorio (ASPO) debió postergarse. Recientemente, familiares de Cicutín y Corbo pidieron al TOC 3 de Lomas de Zamora que se fije fecha.

Los expolicías que participaron de la «Masacre de Avellaneda» y que son acusados por los delitos de «cuádruple homicidio simple y homicidio simple en grado de tentativa» son Osvaldo Lorenzón; Eduardo Gómez; Marciano González; Roberto Mantel; Hugo Reyes; Pablo Dudek; Julio Gatto; Marcelo Valenga; y Marcos Rodríguez.

Todos llegarán al juicio oral en libertad. Excepto el excabo Rodríguez, el único que se encuentra detenido desde 2014 en Córdoba por permanecer prófugo durante 20 años.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.