Es Tuyo, del Barrio, de Todes

El arte sobreviviendo a la pandemia

Espacios cerrados, artistas sin lugares, lugares sin público. Sobrevivir, resistir y reinventarse porque para muches el arte no es prioridad. Te contamos cómo y dónde podes colaborar con el arte en la Ciudad de Buenos Aires sin necesidad de aportar un gran capital económico.

Desde marzo del 2020 cientos de espacios se vieron obligados a cerrar sus puertas debido a la pandemia de COVID19. Restaurantes, teatros, bares, centros culturales, boliches, permanecieron cerrados tras la prohibición de aglomeraciones de gente y la disminución de circulación en las calles. Los efectos no tardaron en llegar al arte, perjudicando el consumo que hacía que la economía de miles de personas se mantenga a flote.

Después de casi un año, se puede ya pensar en una estabilidad o al menos una forma de llevar adelante esos proyectos. Sin embargo, requieren un espacio físico que, por supuesto, deben cumplir con las normativas básicas de prevención al covid-19.

Hemos visto como los restaurantes no tuvieron más opción que desarrollar la modalidad única del take-away; como los artistas que antes trabajaban en teatros crearon un nuevo modo muy particular de llevar su actuación a la pantalla del celular; y centros culturales organizando vivos de Instagram brindando promoción a aquellos músicos que no tienen espacios donde presentarse.

Claro que esto poco hace a la economía de los espacios antes mencionados. Debieron limitarse a una supervivencia quienes tuvieron la espalda para aguantar tantos meses de inactividad.

Las nuevas modalidades virtuales o a distancia, en muchos casos, solo aplazan lo más temido por toda entidad, el cierre de sus actividades. 

Alternativas del movimiento cultural en la Ciudad de Buenos Aires

Ahora hablemos del movimiento cultural que siempre hubo en Buenos Aires y de la costumbre que es para cierta parte de la población salir a ver una banda de música, una obra o una muestra de arte plástico.  Apuesto que eso que parecía no tan esencial para la vida cotidiana, generó un triste vacío para las personas que disfrutan del arte en vivo.

Banda: Birthday Quintet Foto: @ailen.antu

Quizás ahora, ya casi a un mes de que se cumpla un año del inicio de la pandemia, podamos resignificar lo que es vivir en una ciudad tan rica en espectáculos. Asimismo, es una realidad que no todos poseen el capital tanto para acceder a estos lugares, como para consumir y pagar un show. 

Aquí les vengo a contar que no siempre se tiene que gastar una gran suma de dinero para disfrutar de una exposición de arte

En el caso de les músiques, tuvieron que sufrir meses de encierro. Además del impedimento de compartir sus expresiones artísticas con otres. Esto limita tanto a la cuestión de recreación como a la necesidad del musique para desarrollarse y crecer.

Tal es así que, cualquier día de la semana, podemos encontrar en las diferentes plazas de la ciudad bandas tocando su música por amor a compartir y pidiendo una colaboración a cambio.

Claro que esto no significa que sea gratis. Es importante tener conciencia sobre este tema de “pagar a voluntad” ya que es la manera del artista de trabajar en tiempos pandémicos. Sugerimos acercarse a los puntos de encuentro donde se realizan este tipo de espectáculos. Y, al mismo tiempo, invitamos a reflexionar sobre lo importante que es presenciar cualquier tipo de expresión artística para desarrollar nuevos gustos y abrir caminos inusitados.

Siempre respetando las normas básicas de cuidados por el COVID. Teniendo en cuenta que deben ser espacios ventilados o al aire libre, manteniendo las distancias y usando correctamente el barbijo.

Para conocer todas las novedades, sigan a El Numeral en las distintas redes para recomendaciones exclusivas.

 

También te puede interesar

Otro hecho de violencia institucional perpetrado por la Policía de la Ciudad

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.