Es Tuyo, del Barrio, de Todes

La sexualidad en pandemia

La pandemia afectó todos los ámbitos de nuestra vida, incluso la sexualidad. Para entender más, conversamos con la Dra Romina Barraza, médica sexóloga clínica y educadora en Sexualidad Humana.

Cambió nuestra forma de vivir. La pandemia trajo mucha incertidumbre, ansiedad e inestabilidad. Las redes sociales cobraron una preponderancia inusitada. También se comenzó a hablar más de sexualidad. Juguetes sexuales, masturbación y sexting. Comenzó a circular mucha información. Para poder develar un poco estos misterios y saber cómo encender la pasión entrevistamos a la Dra. Romina Barraza, médica sexóloga clínica y educadora en Sexualidad Humana. 

¿Cómo se vio afectada la sexualidad en este contexto tan particular?

La sexualidad se vio afectada en todos sus aspectos. En los vínculos, en lo erótico porque principalmente lo que se vio afectado fue la intimidad de las personas. Para los que están en pareja estar en un mismo espacio es una invasión a la intimidad personal. Al principio fue como una luna de miel, pero con el tiempo eso se fue resintiendo. 

Para los que no están en pareja se modificó la manera de vincularse. Aparece el sexting. Algunas personas ya estaban acostumbradas, para otras era todo nuevo. Hubo que reaprender de qué manera nos vinculamos con los otros y con nosotros mismos. 

¿Qué consejos se pueden seguir para reavivar la pasión o encontrar nuevas maneras de relacionarse?

Sexualidad
Foto: @drabarrazasexualidades

Hay que encontrar los momentos para estar solos, que cada uno pueda ir practicando las actividades que hacia solo o sola. La pasión es enemiga de lo rutinario. Hay que buscar lo nuevo. Lo novedoso. Si estoy todo el día en jogging, zapatillas, pantuflas, más la rutina que es más marcada. Verse todo el día, no tener cosas nuevas que contar. En primer lugar buscar hacer actividades sin la pareja. Encontrar cosas que antes no hacíamos. Prender una vela. Vestirnos. Y comunicarse, como hace veinte años que estamos juntos creemos que tenemos todo dicho.

Pensar que hacíamos cuando recién empezábamos a salir. Y para las personas que no están en pareja la masturbación como autoconocimiento. Las cosas que me gustan. Conocerme es una práctica que todos deberíamos realizar, porque si yo no me conozco, tampoco le puedo pedir a la otra persona que tiene que hacer o que me gusta.

Desde el sistema de salud no recomendamos que salgamos a conocer gente, ya que no es el contexto ideal. Entonces el sexting me parece genial. Conocer gente nueva por chat. Estoy con alguien a través de una pantalla. Por supuesto hay que tener cuidados. Lo que yo subo a una red social sino lo hago de manera cuidada puede tener una consecuencia. Todo debe ser consentido y cuidado. También puede funcionar para los que están en pareja. Estar en habitaciones separadas, haciendo algún tipo de práctica puede funcionar y despertar ese ratoneo. Por supuesto que no es para todas las personas.

No hay una receta única. Acá si me parece importante hablar con los adolescentes del tema. Sabemos que está el tema del grooming, que es cuando un adulto se hace pasar por un menor. Hay que hablar de la educación sexual en general, me parece que tenemos un vacío importante respecto a la educación sexual

Los juguetes sexuales cobraron un gran protagonismo. ¿Cómo elegir? ¿Qué elegir? 

Yo los recomiendo. Para las personas que están con o sin pareja. Si pensamos en la historia de los juguetes sexuales, pensemos que en algún momento se llamaban consoladores. Una palabra espantosa. Consolar. No consuelan a nadie porque es algo bueno para usar. Es un estímulo diferente. Siempre es bueno utilizar lubricante. Hay infinidad de juguetes estimuladores de clítoris. Estimuladores de pene. Vibradores. Hay que buscar. Qué nos puede gustar o qué no. Hay algunos que vienen para introducción vaginal y otros para introducción anal. Es muy importante que los que sean para introducción anal tengan tope. Y que se higienicen después de usarlos o ponerles preservativo. 

¿Hay algo positivo con respecto al aislamiento y la sexualidad?

Lo positivo es que el tema se empezó a difundir. Hay un boom del tema en las redes sociales. Hay muchos profesionales de la salud capacitados. Siempre hay que buscar gente confiable si uno lee o ve algo fuera del consultorio. Yo lo veo como positivo porque sigue siendo un tema tabú y esto nos invita a explorar. Es muy difícil dar tips porque la sexualidad es tan personal. Tiene que ver con la educación, con mi cultura, con la sociedad en la que vivo. No poner mucha expectativa porque después nos podemos frustrar. Pruebo. Sino me gusta está todo bien, seguramente nos va a gustar otra cosa

La sexualidad nos atraviesa y a su vez es afectada por todas las situaciones que podemos vivir. Somos seres sexuales desde que nacemos hasta que morimos. En estos tiempos la sexualidad es lo primero que se apaga. Hay que ser pacientes. Si estoy en pareja me parece fundamental la comunicación. Históricamente nos han enseñado que de esto no se habla. A veces uno quiere tener relaciones y el otro solo quiere un abrazo. Recrear situaciones. Alimentar el deseo. Estimularlo. 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.