Es Tuyo, del Barrio, de Todes

«Por favor no me corten la luz» | Una historia de solidaridad y empatía

En San Luis un hombre dejó una nota advirtiendo que tiene dos hijas y no tiene trabajo para pagar los servicios. El joven encargado del corte de suministros lo vio e impulsó una campaña solidaria que en pocas horas se viralizó.

Conocemos la difícil situación económica que estamos viviendo todos en mayor o menor medida y sabemos que los índices de inflación no paran de subir. Sin embargo, no nos damos cuenta de todos nuestros privilegios hasta que nos topamos con una situación como esta, que nos hace dimensionar la realidad que habitan muchos en el país.

Fue en San Luis, donde un hombre, con dos pequeñas a su cuidado, y sin los medios económicos para pagar las facturas mensuales, dejó un cartel pegado en el medidor ubicado en el exterior de su hogar, con la esperanza de que alguna persona se apiade de su situación.

Ante la desesperación de que le corten la luz expresó: “Por favor, no me corten la luz. Me quedé sin trabajo, estoy solo con mis dos hijas. En cuanto pueda, voy a pagar la luz. Por favor y gracias”. 

Quien leyó el mensaje fue Xavier Rubilar, de la empresa Edesal, quien visitaba como todos los días a los usuarios para entregarles los recibos de cobro y leer los nuevos consumos en los medidores.

Al leer el comunicado, Rubilar empatizó con el hombre y rápidamente sacó una foto para luego pedir ayuda. Así se inició una campaña solidaria para ayudar al desconocido.

“Me gustaría darle una mano a este hombre. Él no sabe nada, ni va a saber quién se la pagó, pero se va a encontrar un lindo regalo del Día del Padre. Ayúdenme por favor”, publicó en sus redes sociales junto a la foto.

Según lo que relató a medios locales, luego de realizar una primera acción, quiso seguir con su día de trabajo normal, pero no pudo. Sentía una gran angustia tras leer aquel texto y no logró concentrarse.

Cuando se dio cuenta de que eran muchos los que querían colaborar en la causa, tomó la iniciativa de hacer una colecta solidaria a través de Facebook. En pocas horas y con la ayuda de varias personas que leyeron su posteo logró pagar todas las boletas. 

Mientras tanto, una compañera se comunicó con él y notó que el hombre lloraba junto a sus hijas.  

«Es increíble lo que se puede hacer todos juntos. El hombre tenía los ojos brillosos y una emoción muy grande, fue el mejor regalo del Día del Padre que le dimos. Con parte del dinero le compró útiles a su nena”, agregó al respecto.

En relación al elevado costo de las boletas de luz, y como forma de aclaración, Rubilar explicó que el hombre tenía deudas anteriores y se encontraba en un plan de pago. Además, en esa zona aún no hay gas, así que las casas dependen mucho de electrodomésticos que consumen gran parte del suministro.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.