Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Encontraron sin vida al joven que agredió a un árbitro

Williams Alexander Tapon golpeó y pateó a Cristian Paniagua el sábado cuando su equipo disputaba un torneo en Avellaneda. Su cuerpo fue encontrado con un disparo en la cabeza en las vías del tren.

El joven acusado de agredir brutamente a un árbitro en un torneo de fútbol amateur en Sarandí, Avellaneda, fue hallado muerto de un disparo luego de que se lo imputara por tentativa de homicidio. Los investigadores tratan de establecer si se trató de un suicidio.

Se trata de Williams Alexander Tapón, un joven de 24 años, quien fue acusado del delito de “homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en el contexto de un espectáculo deportivo”, en perjuicio de Cristian Ariel Paniagua, quien fue agredido a trompadas y piñas cuando dirigía el último sábado un partido de fútbol de un torneo amateur en el complejo deportivo “Estación 98”, ubicado sobre la avenida Mitre al 3900.

El cuerpo de Tapon fue hallado la noche del lunes con un disparo en la cabeza en las vías del ferrocarril Roca, sobre las calles General Paz y Heredia, de la localidad de Gerli.

Si bien la fiscal Alejandra Olmos Coronel, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 1 de Avellaneda, lo calificó como un presunto suicidio, la policía informó en un primero momento que, por la oscuridad de la zona, aún no había sido hallada el arma con la que presuntamente se disparó.

En diálogo con Crónica, la pareja de Tapon señaló que antes del desenlace fatal, él le mandó un audio. “En el audio que me manda despidiéndose me dijo ‘cuidá de nuestros hijos’ y ‘yo prefiero que sufran todos de una a que me vean sufriendo todos los días en la cárcel’. Fueron las últimas palabras de él antes de hacer lo que hizo”, contó.

Además, agregó que sumado al temor de terminar en prisión, Williams estaba agobiado por el intento de extorsión que había recibido de Ariel Paniagua.

El ataque

El joven estaba acusado de agredir a golpes y patadas al árbitro cuando su equipo de fútbol “La Cortada” disputara un encuentro de un torneo de fútbol amateur contra el rival, “El Rejunte”. El hecho quedó registrado en un video, donde se observa como en un primer momento, el árbitro amonestó a un jugador, previo a ser atacado.

Según la denuncia policial del árbitro, luego de ser increpado por un compañero de equipo del agresor, Tapon lo increpó y le pegó dos veces en el rostro, lo que provocó que la víctima cayera al piso, donde fue pateado en la cabeza.

“La verdad es que estuve mal, lo admito. Fueron esos cinco minutos en los que no me pude controlar y reaccioné así hacia el referí. La única explicación que puedo dar es que tenía enojo. El árbitro no ayudó; de entrada estaba cobrando todo para ellos”, afirmó el joven en una entrevista con Canal 9.

En la nota, además, aseguró que tras la agresión habló con Paniagua y que éste “quería que le pague 300 mil pesos para no hacer la denuncia”.

“Le pedí disculpas, de todo corazón, y no me la aceptó. Sé que lo pude haber matado, no fue mi intención, me saqué. La gente sabe que no soy así. Anoche (por el domingo) no pude ni dormir. Todos me dijeron que lo podría haber matado”, sostuvo.

“Anoche no pude ni dormir. Todos me dijeron que lo podría haber matado”

WILLIAMS TAPÓN

Tras el ataque, Paniagua perdió el conocimiento y fue trasladado al hospital Presidente Perón de Avellaneda. Allí fue atendido y luego dado de alta. Sin embargo, jamás le brindaron información sobre un diagnóstico preciso de lo que le sucedió.

Finalmente, la UFI 4 de Avellaneda, a cargo de hechos vinculados a violencia en eventos deportivos, intervino de oficio horas antes ya que el hombre no había realizado la denuncia. La fiscalía caratuló al hecho como “homicidio agravado por alevosía en grado de tentativa en el contexto de un espectáculo deportivo”.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.