Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Se le escapó en el final

Racing empató 2 a 2 en su visita a Tucumán contra Atlético de Tucumán. A La Academia se lo empataron a pocos minutos de finalizar el partido.

A los nueve minutos, Racing ya había llegado de manera clara. Fueron tres chances en una: primero Luchetti le negó el gol a Bou, después el remate de Zaracho dio en el travesaño y otra vez el arquero contuvo el rebote que pescó Solari. El marcador se abrió veinte minutos más tarde. Fue otra jugada en la que el visitante llegó con muchos hombres al área contraria y ganó tres rebotes ofensivos. Lisandro le puso claridad a una jugada sucia con un derechazo combado al segundo palo.

El juego asociado que propuso Coudet fue la clave para que Racing extienda la diferencia. Una gran maniobra colectiva le dio la chance a Augusto Solari de interpretar una escena extraordinaria: velocidad, caño y asistencia para que Gustavo Bou festeje el 2 a 0. El primer tiempo culminó con un amplio dominio del equipo de Avellaneda que mostró un gran nivel futbolístico.

En el complemento los de Ricardo Zielinski cambiaron su mentalidad y apostaron por un método más agresivo. A pesar de la falta de ideas, los dueños de casa arrinconaron a Racing contra el arco de Arias hasta que Guillermo Acosta logró imponer el descuento. El desvío defensivo en Nery Domínguez favoreció a Alderetes, que puso al Decano de vuelta en partido.

A falta de cinco minutos para que culmine el partido, David Barbona metió una tremenda volea desde afuera del área e igualó un encuentro inesperado. En la última jugada de la noche, los tucumanos tuvieron el triunfo. La Pulga Rodríguez bajó la pelota para Leandro Díaz, quien apareció solo dentro del área chica, pero inexplicablemente le pegó mordido y desperdició una chance inmejorable. No pudo ser y el partido se fue con un empate 2-2.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.