“El Ángel”: Que no fue ningún ángel

Comienza un fin de semana, y esta vez largo, para disfrutar y desde El Numeral queremos recomendarles una nueva película argentina en cartelera para que vean. Hoy los y las invitamos a que vayan a ver “El Ángel”, dirigida por Luis Ortega.

0 279

“El Ángel”, dirigida por Luis Ortega, fue estrenada la semana del 9 de agosto y ya está arrasando en las salas de cine de todo el país. A solo una semana de su estreno ya lleva más de 470.000 espectadores.

¿De qué trata? “El Ángel” (2018) no es una biopic de Carlos Robledo Puch, uno de los asesinos y delincuentes más sangrientos que tiene la historia criminal argentina, pero sí se basa en su vida para contar esta historia. Digo que no es una biopic porque no relata los hechos tal cual fueron ni en la cronología en que sucedieron, tampoco todos los hechos son reales, pero algunos sí. Lo que puede verse en la película es el camino que va realizando aquel niño que fue Carlos Robledo Puch, o “Carlitos” como lo nombran en el film, para convertirse de un joven inocente, que solo robaba por diversión, a uno de los delincuentes más cruentos de la historia argentina.

El nombre no es casual y tiene mucho para reflexionar de cómo los medios de comunicación lo llamaron a Robledo Puch en los años ’70. Claro, este asesino no tenía el perfil del delincuente que todos creían debía tener, ni por sus rasgos fisonómicos ni por la clase social a la que pertenecía, ni por sus padres, nada. Era un niño rubio, con cara de bueno, de clase media y familia católica que vivía en barrio norte; no entraba en los cánones sociales de lo que era o es un delincuente para la sociedad en general.

¿Por qué verla? La película no intenta en ningún momento presentar a un asesino de manera cool. Robledo Puch es considerado un sociópata, y si bien se lo acusa de muchos delitos no todos los confesó, y eso poco importa en el film, porque tampoco es lo importante ya que el morbo no conduce la historia en ningún momento. Más bien está rodeado de inocencia y picardía, que solo se logran por la gran actuación de Lorenzo Ferro, con un debut inesperado en el mundo del cine. “No se ajusta a la realidad, para contar lo que yo quería contar que era la historia de un chico, de un niño, donde está en juego la inocencia. Los niños también manipulan su propia inocencia y empiezan a pasar estas cosas, como el personaje de Carlitos que cree que es todo teatro, cree que la muerte es un chiste, cree que si te mato no vas a morir, que es un chiste”, explicó Luis Ortega en un reportaje.

El cine tiene la capacidad de hacernos ver las historias basadas en hechos reales desde otra perspectiva y Ortega lo que logra con su película es que podamos abstraernos de que eso que se nos está contando realmente sucedió. Las escenas tienen un tinte muy tarantinesco, al nivel de Bastardos sin gloria, pero sin toda la sangre que brota de esa película. Y eso también es gracias a la excelente banda sonora que eligió Ortega para musicalizarla, desde Manal, Pappo hasta La joven guardia. Tal vez una de las mejores escenas de la película sea en el comienzo con un baile protagonizado por “Carlitos” en el living de una casa a la que ingresa a robar y musicalizada por “El extraño del pelo largo”.

La fotografía de la película, las luces, la paleta de colores elegida, el vestuario, el maquillaje, todo está perfectamente cuidado y pensado para recrear esos convulsionados años ‘70 en los que transcurren los hechos. Ni hablar de todas las actuaciones, hasta la más mínima, sumamente pensadas y con un ojo más que acertado por parte de Luis Ortega a la hora de elegir a actores y actrices como Mercedes Morán, Daniel Fanego, Chino Darín, Peter Lanzani y Cecilia Roth entre otros y otras.

Es una verdadera y acertada recreación de época. Se pueden hacer muchos análisis de las historia que llegan a la pantalla grande, de sus personajes y de quiénes son aquellos que deciden hacerlo, pero eso no tiene por qué hacernos dejar de disfrutar las maravillosas cosas que puede ofrecernos este fascinante mundo del cine.

¿Dónde verla? La pueden encontrar en todos los cines comerciales. En muchas cadenas de cine hay promociones de 2×1 sacando las entradas por internet y con tarjeta. ¡Aprovechen!

Leave A Reply

Your email address will not be published.