Con cancha llena, la selección femenina se lució

Las argentinas lograron vencer a su rival por cuatro goles de diferencia. El 13 se juega la revancha que definirá el pase al Mundial de Francia 2019.

0 82

Desde la estación de Sarandí hasta el Estadio Julio Humberto Grondona, las camisetas albicelestes y los cánticos se empezaron a escuchar. Con bombos y banderas se entonaron clásicos y nuevos que prescindieron de la violencia homofóbica, racista y patriarcal.

La hinchada era otra. El ingreso a la cancha era otro. Las vibras eran otras. Se dio un hito futbolero y feminista: las tribunas las coparon las mujeres, identidades disidentes, hinchas y deportistas. La vibra y la emoción se sintió adentro y afuera del campo de juego.

Con 12 mil espectadores, inició la goleada. Argentina fue protagonista del primer partido de un repechaje que definirá el 13 en Panamá. El sueño de participar, luego de once años, en un Mundial se siente cada día más cerca.

En los primeros minutos, hubo un tiro libre que se fue por arriba del arco de Yenith Bailey, un penal a Mariana Larroquette y una definición de Banini que no concluyó en gol. La panameña adivinó el tiro. Y dejó a medio camino la apertura del arco. Los gritos continuaron, el apoyo era incondicional.

Y llegaron los goles. El primero fue un trabajo colectivo iniciado por Bonsegundo que concluyó en el remate de Larroquette rompiendo el arco rival. A los minutos, Stábile reventó el travesaño y metió golazo desde afuera del área. El primer tiempo se fue con dos goles de ventajas.

El complemento arrancó distinto.

Borrello decidió sacar a Potassa, la nueve goleadora, y metió el equipo atrás. Las faltas y la fricción empezaron a desordenar el partido. Recién al final, el partido cambió de color cuando la 10, Banini, empezó a gambetear a todo lo que se le pasaba en frente. Gambeteo una, dos, tres y cuando pateó al arco, el palo otra vez le negó el tanto. Lejos de haber terminado la jugada, Urbani intentó, la panameña atajó y Yamila Rodríguez pusó el 3-0.

Pero no iba a terminar ahí. Ya no quedaba nada cuando Katherine Castillo vio la roja tras pegarle una patada a Rodríguez en el área. La checa pitó penal y Stábile, como debía ser, metió el 4 y cerró un partido de lujo.

Vanina Correa no sufrió a la visita y mantuvo el arco en cero. Con una defensa firme y una arquera bien parada, Argentina no vivió grandes sobresaltos. Y pudo festejar, con tanta alegría y llenas de amor, la primera victoria que las acerca a Francia 2019.

El 13, desde las 21 horas, jugarán el partido de vuelta que definirá quien ingresa al torneo mundialista. Lo que queda por hacer es apoyar, acompañar y gritar “¡vamo, vamo las pibas!”

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.