Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Hamburguesas rellenas con aderezo de mayonesa casera

Hoy le damos una vuelta de tuerca a un clásico muy nuestro y que últimamente está muy en boga: las hamburguesas caseras. Con ingredientes poco costosos y un procedimiento sencillo vamos a preparar un plato que además de ser riquísimo tienta con solo verlo. De yapa, vamos a aprender a hacer un aderezo de mayonesa artesanal, más rica y más sana que las compradas, que además le va a dar un valor agregado a nuestra comida porque va a ser 100% hecha en casa.

 

INGREDIENTES

  • Carne picada: 1 kilo
  • Muzarella: 200 gramos
  • Cebolla morada: 1
  • Avena: 1 taza
  • Salsa teriyaki: a gusto (se puede reemplazar por aceto/salsa de soja + azúcar)
  • Leche: 200 cm3 (1 vaso)
  • Aceite: 100 cm3 (1/2 vaso)
  • Yema de huevo cocida: 1 (opcional)
  • Condimentos a gusto: sal, ajo, perejil.

PROCEDIMIENTO

  • Las hamburguesas

El primer paso es caramelizar las cebollas. Las cortamos en tiras finitas y las salteamos con un poco de aceite y sal. Cuando están transparentes agregamos un chorrito de salsa teriyaki (se puede reemplazar por un chorrito de aceto/salsa de soja + una cucharadita de azúcar), un chorrito de agua y dejamos reducir. Reservamos para que enfríe mientras preparamos la mezcla para las hamburguesas.

En un bol, ponemos la carne picada, cuatro cucharadas de avena, sal, pimienta y ajo en polvo a gusto y mezclamos hasta que esté todo integrado. Llevamos a la heladera unos 10′.

Cortamos la muzzarella en cubos de aproximadamente 2cmx2cm y colocamos el resto de la avena en un recipiente donde luego vamos a rebozar nuestras hamburguesas.

Sacamos la mezcla de la carne de la heladera y comenzamos la preparación final. Separamos la mezcla en cuatro porciones y armamos bolitas. Las aplastamos y les hacemos un hueco en el medio donde ponemos un cubo de muzzarella y una cucharada de las cebollas caramelizadas. Cerramos, volvemos a hacer una bolita envolviendo el relleno, aplastamos en forma de hamburguesa y rebozamos en avena. Llevamos nuevamente a la heladera unos 15′.

Cocinamos en placa aceitada, 15′ de cada lado, a fuego medio. Servimos con guarnición a gusto, yo acompañé con una ensalada fresca de tomates y albahaca.

  • La mayonesa

Colocamos el aceite en un recipiente alto, salamos, agregamos un chorrito de limón y comenzamos a procesar (sin parar en ningún momento) mientras agregamos la leche de a poco. Es importante no mover el brazo de la procesadora durante el procedimiento para obtener un mejor resultado. Lo que buscamos es que nuestra mezcla emulsione hasta lograr una consistencia cremosa de color bien blanco. En ese punto la mayonesa estará lista y podremos usarla en todas las preparaciones que deseemos. Si queremos que tenga un tono más amarillezco y un toque de sabor a huevo podemos agregarle una yema cocida (nunca cruda) mientras procesamos. Como no tiene conservantes dura aproximadamente 3 días en la heladera.

RECETIPS

Podés jugar con diferentes condimentos (por ejemplo medio diente de ajo, cebolla en polvo, pimentón) usando de base la receta de la mayonesa y lograr salsas originales para todos tus sandwichs, panchos o hamburguesas.

Si no consumís lácteos o querés un aderezo más liviano, tené a mano las recetas de aderezos caseros que ya compartimos aquí.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.