Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Risotto de trigo candeal con carne y vegetales

Los guisos en inviernos son una buena manera de incoporar legumbres, semillas y cereales a nuestra alimentación. Hoy vamos a preparar risotto con trigo candeal en lugar de arroz, combinado con carne y vegetales. La preparación queda muy cremosa y es ideal para los días de frío. Este cereal se consigue en dietéticas o en locales donde se venden este tipo de productos sueltos, como los que hay en el barrio chino de la Capital. A mi me encanta y suelo usarlo como reemplazo del arroz yamaní para alternar en mis comidas. Se digiere fácilmente y tiene fibra y salvado, además de ser un antioxidante y contener vitamina E.

 

INGREDIENTES

  • Trigo candeal: 1 taza
  • Nalga: 200 gramos
  • Cebolla morada: 1
  • Zanahoria: 1
  • Berenjenas: 1
  • Brócoli: 4 flores
  • Caldo: cantidad necesaria. Yo usé uno de verduras magro y sin sal.
  • Queso crema: 2 cucharadas (reemplazable por 2 cucharadas de humus)
  • Condimentos: a gusto. Yo usé sal, pimienta, pimentón ahumado, curry, comino, ajo en polvo, orégano fresco y perejil.

PREPARACIÓN

Para este plato es importante la preparación previa. Conviene dejar todos los ingredientes cortados y listos antes de empezar a cocinar, así que primero vamos a cortar en cubos bien chiquitos la nalga, la cebolla, la zanahoria (pelada) y la berenjena con cáscara. También vamos a tener el queso crema o humus, el trigo candeal (que habremos remojado durante 6 horas previamente) y los condimentos a mano.

Ponemos a rehogar la zanahoria con la cebolla en una sartén con aceite bien caliente. Cuando comienza a dorarse, agregamos la carne y mezclamos hasta que se vea toda cocinada, sin partes rojas. Salpimentamos y agregamos la berenjena y el trigo. Sumamos los condimentos a gusto, el caldo hasta cubrir todos los ingredientes y bajamos el fuego. Mientras dejamos cocinar hasta que reduzca el caldo, blanqueamos el brócoli: lo hervimos en agua con sal durante 4 minutos y reservamos hasta el momento de servir. Cuando vemos que la preparación ya consumió el caldo, volvemos a cubrir y repetimos este procedimiento hasta 4 veces. Agregamos el queso o el humus para dar cremosidad (yo le puse las dos cosas), rectificamos sal y pimienta y servimos coronando con el brócoli.

RECETIPS

Esta receta queda riquísima como relleno de tacos, gratinados con un poco de queso.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.