Es Tuyo, del Barrio, de Todes

FMI: El director de orquesta de la economía argentina

El Instituto de Trabajo y Economía (ITE) elaboró un informe de la coyuntura económica argentina del mes de Julio donde marca el rol fuerte del FMI en la toma de decisiones económicas.

Todos los meses desde el Instituto de Trabajo y Economía (ITE) de la Fundación Germán Abdala, desarrollan informes donde analizan la coyuntura económica argentina. El informe sobre el mes de Julio arroja un alto nivel de injerencia del organismo internacional en las decisiones económicas de nuestro país.

“La sensación de convertibilidad convalidada por el organismo, sumada al congelamiento electoral de tarifas y otros factores estadísticos, derivó en una desaceleración transitoria de la inflación”, explica el informe.

Y continua, “esta desinflación generó un alivio en la caída del poder adquisitivo de ciertos segmentos de la población. Sin embargo, la concentración de la desinflación en una gama limitada de productos, junto con el fuerte aumento que todavía afecta a los alimentos, deja por fuera de esta recuperación a los sectores más vulnerables de la población.”

Luego explica que la estabilidad que se vio en el dólar durante el mes de Julio no se basó en mejoras en el funcionamiento de la economía argentina, sino “en el beneplácito del FMI para anestesiar la cotización de la divisa estadounidense en el muy corto plazo.”

Por otro lado, “los acontecimientos electorales son de los episodios más volátiles que enfrenta el país, y sus consecuencias son imprevisibles. En esta ocasión, sin embargo, se destaca el papel inédito que está jugando el organismo internacional en el diseño de la estrategia político-electoral del gobierno de turno.”

Y en este sentido, cabe mencionar que el informe expone que “el poder de fuego real del gobierno es muy limitado” ya que una parte de las reservas internacionales “están comprometidas en el servicio de las obligaciones que el tándem gobierno-FMI generó para luego de las elecciones. Esto quiere decir que Cambiemos no está en condiciones de defender la moneda nacional de una corrida cambiaria de magnitud sin afectar de modo definitivo sus compromisos externos.”

Por último, desde ITE expresan que al momento del cierre del informe “las presiones cambiarias parecieron haberse desperezado, y la reacción inicial del BCRA fue la interrupción del proceso de baja de tasa de interés y la intervención en el mercado de futuros.” “Hasta ahora el BCRA no vendió dólares. Si la gestión de las expectativas falla, ¿habilitará el FMI la utilización de los dólares destinados a repagar su deuda? ¿Será esta cuota suficiente para frenar una más que probable corrida pre-electoral?”, concluye.

 

Fuente: ITE

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.