Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Unidad sindical: la CTA votó por su vuelta a la CGT

En el marco de su congreso nacional, el sector que encabeza Hugo Yasky inició los pasos formales para incorporarse a la central obrera de la calle Azopardo. El cierre estuvo a cargo de Alberto Fernandez.

El microestadio de Lanús fue el escenario elegido por la CTA de los Trabajadores para formalizar su intención de regresar a la CGT. Su salida se produjo en 1992 por diferencias políticas y gremiales. Ademas de votar la adhesión a la central que dirigen Héctor Daer y Carlos Acuña, la CTA explicitó su apoyo a la candidatura de Alberto Fernandez. Éste afirmó que » el gesto de la CTA de unirse con la CGT es estratégicamente y moralmente tan grande como el de Cristina».

Hugo Yasky, secretario general de la CTA, se encargó de someter a votación la moción de «iniciar el proceso de unificación con la CGT». La totalidad de los presentes apoyó la propuesta. El dirigente de CTERA llamó a «votar con el cerebro y con el corazón».

El acto congregó figuras del ámbito sindical como Hugo Moyano, Sergio Palazzo y Vanesa Siley. También estuvieron Maximo Kirchner, Veronica Magario, Edgardo Depetri y Gisela Marzziota, entre otros candidatos de Frente de Todos.

DE CARA A LA UNIFICACIÓN

Por el momento, no parece que la síntesis entre las dos centrales se vaya a efectivizar formalmente. Más allá del fuerte pronunciamiento de la CTA, todavía deben solucionarse algunos conflictos para que la unidad sea tal. Desde la CGT, aun no hubo ningún dirigente que saliera a celebrar el posicionamiento de la CTA. Muchos piensan que la tan mentada unidad difícilmente se concrete en el corto plazo.

La ausencia en el acto de dirigentes que integren el Consejo Directivo de la CGT atenta contra la idea de unidad. No solo ninguno se hizo presente, sino que deslizaron -off the record- que la incorporación de algunos sectores de la CTA no está vista con buenos ojos. Los metrodelegados, por ejemplo, están enfrentados por la representación gremial de los trabajadores del subte desde hace años con la UTA.

Sin embargo, muchos creen que la influencia y el deseo de Alberto Fernandez, en caso de que sea elegido presidente, puede llegar a destrabar algunas rencillas. Fernandez es uno de los que impulsa la unidad y así se lo hizo saber a Hector Daer, con quien tiene una excelente relación.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.