Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Julieta Prandi denunció a su ex esposo

Indicó que fueron años de violencia y hostigamiento por parte de Claudio Contardi. A pesar del mied por ella y sus hijos, decidió decir basta.

En una entrevista a Infobae, Julieta Prandi decidió abrirse  a una realidad de los últimos años. Habló sobre el temor a su ex marido, a las palabras con las que se refiere a ella y la coerción a sus hijos.

Comentó que recientemente supo que desde marzo otra mujer vive en su casa. La preocupación no surge de ello, sino de la exposición que viven sus hijos a través de prácticas que resultan alarmantes. Uno de los niños expresó que le hacían mentirle y que, además, lo hacían dormir junto a una niña de 12 años en la misma cama. A su hijo de cuatro, lo hacen dormir entre el padre y su pareja.

En la entrevista también indica los malos tratos y los términos con los que se refiere su ex al hablar de ella delante de su hijo.

«Mi ex se refiere a mi como “la yegua”, “la putita” o “la tilinga”. Y así hace que Mateo me llame. Cuando yo lo llamo por teléfono a mi hijo para tener comunicación con él, el padre está supervisando esas conversaciones, está delante de él. Le dice cuándo tiene que cortar, lo que tiene que decir, tiene prohibido decirme que me quiere o que me extraña.»

Si bien, la agresión sistematizada que ella vivió a lo largo de los años la preocupó, la situación de sus hijos fue la que la empujó a denunciar violencia familiar.

Su abogada, Karina Barrio, comentó en Intrusos por qué se trataba de una denuncia sobre violencia familiar: «Cuando hablamos de violencia de género es hacia la mujer. Violencia familiar es cuando ya hay todo un grupo teniendo consecuencias por un hecho. Las mentiras, las formas de hablarle a ella delante de los niños, eso es violencia.«

Julieta Prandi denunció. Su abogada confirmó que se le solicitó al juez una perimetral que se la otorgaron hasta ayer, día de la audiencia a la que Contardi no se presentó.

La violencia no es una cuestión de clase o recursos. Atraviesa, acorrala y somete.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.