Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Los Rojos: un espacio de identidad apropiada por sus vecinos

En el corazón de la ciudad de Gerli, hay un club que desde 1932 abre sus puertas y mantiene actividades sostenidas por sus vecinos. Los Rojos, lugar que como dice en su acta fundacional, debe su nombre a la pasión que sentían sus fundadores por el Club Atlético Independiente.

Un poco de historia sobre el club Los Rojos

Esta institución se construyó con mucho trabajo a pulmón de sus vecinos y vecinas. Cada uno aportó parte de su tiempo, dinero y energías para construir de a poco este espacio. Con vaivenes como todo espacio autogestivo y con fines sociales, Los Rojos nunca cerró sus puertas en sus más de 80 años de historia. Frente a la difícil situación social que afrontaba nuestro país en 2002 por ejemplo, funcionó dentro del Club un comedor para los vecinos de Gerli.

Entrevistamos a Marcos Harguinteguy, Germán Velazco, Gonzalo Silva y Pamela Rey, parte de la comisión actual.

Marcos nos cuenta que cuando se acercó a participar unos años atrás, la actividad que más gente atraía al club era el fútbol infantil. Gonzalo, otro de los entrevistados, agrega que: “ahora empezamos organizar, estamos tratando de que el club crezca día a día.»

En 2015, en el club comenzó a funcionar un Fines. El dispositivo que se creó durante el gobierno de Cristina Fernandez de Kirchner, fue pensado para que personas mayores de 21 años puedan finalizar sus estudios secundarios. Sobre ello, Marcos nos cuenta: “desde que comenzamos con los cursos, ya se egresaron dos comisiones”. Además, articulan con las comisiones de la materia Trabajo Social Comunitario, de la Universidad Nacional de Avellaneda.

“El último curso  que realizamos los estudiantes estuvieron convocando al barrio y muchos vecinos se nos acercaron con fotos de otras épocas del club. Fotos de jornadas solidarias que se realizaron en  la década de  1970, haciendo zanjas por ejemplo. En estos últimos años,  los más nuevos fuimos comprometiéndonos y entendiendo que es importante consolidar también la cuestión institucional del club y no solamente la agenda de actividades, que también es fundamental”, advierte Germán.

La institucionalización del Club

Los vecinos que estaban antes hicieron mucho en el lugar, pero los entrevistados coinciden en un punto en común, si bien el lugar abría sus puertas con cierta regularidad, faltaba institucionalizarlo, formalizar una comisión: “Nosotros agarramos el club con 11 años sin presentar balances, y eso te imposibilitaba el acceso a por ejemplo  subsidios o políticas que puedan  beneficiar  y potenciar al club” dice Marcos.

Una vez que sus integrantes lograron saldar algunas deudas previas, decidieron formalmente poner “los libros al día”.

A través de la conformación de una comisión, con sus papeles al día, logramos tramitar obras con el municipio, hace dos años se  pudo refaccionar baños y vestuarios. El Club a su vez, logró acceder a un proyecto municipal de gobierno participativo, con el cual construyo un nuevo salón en la planta superior.

¿Cuáles actividades pueden realizarse en Los Rojos?

A la fecha actual, en el club se realiza fútbol infantil, fútbol femenino con 6 categorías, basket mixto, kung fu, Kick Boxing y acrobacia. Nos cuentan que tienen el objetivo de armar una escuela de artes marciales también.

“A diferencia de como era antes, todo el tiempo están acercándose vecinos a realizar actividades, vienen también a pedirnos el club para alquilarlo, como salón, va forjándose un vínculo más fuerte con el barrio” dice Germán.

 

 

 

Los vecinos, los socios y la comisión…

“Los vecinos son lo más grande que tenemos. Son los socios, son quienes participan, son quienes nos dicen las dificultades y muchas cuestiones que nosotros recogemos y vamos volcando en la práctica” dice un Germán emocionado.

Marcos nos informa sobre los socios: “ Cuando llegamos el club tenía muy pocos socios, hoy estamos en más de 100. De a poco vienen haciéndose socios quienes participan de las actividades, aunque entendemos que transitamos una coyuntura económica bastante compleja.

Al respecto de quienes llevan adelante el día a día, “la cotidiana” del club: “ En la comisión seremos alrededor de 19 personas, el grupo que sostiene el laburo es más grande están los profes, los delegados de futbol y personas sueltas que participan» comenta Marcos.

Un club dentro de un entramado de instituciones

Los rojos, participa además de varias redes con otras instituciones, además de la articulación con otros clubes y centros culturales de Gerli, tales como el Azucena Villaflor, o la Biblioteca del Valle Iberlucea, participaron de festejos propios de Gerli y participaron de la Noche de La Cultura Popular, con el colectivo de Somos Cultura Popular, evento que núcleo a más de 18 instituciones de Avellaneda y tuvo una asistencia de más de 200 vecinos entre todas las actividades ofertadas.

Objetivos y desafíos a futuro

“Es imposible pensar llevar adelante un club de barrio si no tenés un municipio presente como, en este caso, es Avellaneda. Las grandes obras se realizaron con subsidios.  Otros ingresos que genera Los Rojos se gastan en mantenerlo en el día a día”, indica Marcos. Para Germán: “El mayor desafío es lograr que los vecinos participen. Buscamos generar eso, mayor participación.»

“Vemos mucha identidad hoy, hay apropiación por parte de ellos. Hoy podemos verlos con indumentaria deportiva con el escudo del club. Nosotros buscamos que todos tengan las mismas posibilidades y que esos valores puedan replicarse afuera. Los chicos que participan de las actividades son nuestro motor fundamental” finaliza Germán.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.