Es Tuyo, del Barrio, de Todes

5 movilizaciones obreras contra el modelo de Macri

Se cumplieron dos años del 21F, una de las movilizaciones de trabajadorxs mas grándes en contra de las políticas de Mauricio Macri. #ElNumeral recopiló las 5 manifestaciones sindicales mas significativas en rechazo al rumbo de su gobierno.

Allá por diciembre de 2015, ya algunas voces alertaban respecto de la enorme posibilidad de que las políticas del recién asumido presidente, Mauricio Macri, derivaran en un contexto por lo menos poco auspicioso para quienes viven de su salario. Bastaba leer la nomina de funcionarios y sus declaraciones para augurar un tiempo de despidos, perdida de derechos y de retracción de la capacidad de compra del sueldo. Naturalmente esto decanto en un contexto de numerosas movilizaciones y reclamos. Algunos antes, otros después, la mayoría de los gremios se manifestó en algún momento contra el demoledor programa económico de Cambiemos.

Aquí, las 5 movilizaciones obreras mas grandes que se dieron durante el mandato presidencial de Mauricio Macri:

29 de Abril de 2016: La Ley Antidespidos en jaque

Esta movilización será recordada como la primera gran demostración de fuerza de las centrales sindicales del país. Las dos CGT, en ese momento identificadas como Balcarce y Azopardo, y las dos CTA confluyeron en un acto que se realizó frente al Monumento al Trabajo. Independencia y Paseo Colón fue el punto de encuentro de miles de trabajadores que llevaron adelante la primera gran marcha contra Cambiemos. El contexto social y económico ya se vislumbraba hostil. Incluso, el Congreso discutía y aprobaba la Ley Antidespidos, posteriormente vetada por Macri.

Ese fue el último gran acto de Hugo Moyano como secretario general de la CGT. En agosto de ese mismo año la central obrera eligió nuevas autoridades. Un triunvirato de conducción encarnado por Hector Daer, Juan Carlos Schmid y Carlos Acuña, se hizo cargo de la central obrera.

 

7 de Marzo de 2017: La previa al primer paro general contra Macri

La marcha -también convocada por las dos CGT y las dos CTA (abandonada a último momento por la CGT de Luis Barrionuevo)- consistía en una movilización al Ministerio de Producción. El lugar de convocatoria respondía a la necesidad de denunciar la estrepitosa caída de la capacidad productiva del país y el aumento de los despidos. La calle estaba caliente, con 3 multitudinarias movilizaciones convocadas esa misma semana.

La ubicación del Ministerio de Producción, en medio de la Avenida Diagonal Sur, generó una suerte de dique de contención que se materializó en el escenario en el que se iba a desarrollar el acto. El enorme e inesperado número de manifestantes se fue agolpando frente a las vallas. La particularidad es que se trataba de trabajadores no afines a la conducción de la CGT, lo cual enrareció el clima desde temprano. El acto, adelantado una hora por decisión de la organización, contó con los discursos de Acuña, Schmid y Daer, secretarios de la central sindical.

A lo largo de los discursos, una premisa recorría la multitud e inclusive obligó a algunos de ellos a referirse a la misma. La urgencia por determinar la fecha del primer paro general contra la administración de Macri fue una bomba de tiempo que explotó al finalizar la jornada. Parte de los manifestantes se arrojaron sobre el escenario y generaron disturbios. El acto culminó con el famoso robo del atril con el logo de la CGT.

22 de Agosto de 2017: Un año de una sola CGT

El acto en la Plaza de Mayo, de espaldas a la Casa Rosada, representó todo un simbolismo de lo que se quería comunicar. El gobierno de Macri, empoderado por un aceptable resultado electoral en las PASO, amenazaba con llevar adelante una reforma laboral. La CGT eligió el 22 de agosto para manifestarse ya que ese día se cumplía un año de la unificación y del comienzo de la conducción del triunvirato.

Sin embargo, ese día el único orador fue Juan Carlos Schmid, quien hizo un discurso corto donde advertió las consecuencias de la política económica de Cambiemos. Se dieron algunos disturbios menores al finalizar el acto, pero la consecuencia mas trascendental fue la reacción del Gobierno a la jornada de protesta. Esa misma tarde, Macri ordenó separar de sus cargos a dos importantes funcionarios ligados a los gremios que se desempeñaban en la Superintendencia de Salud y en el Ministerio de Trabajo.

21 de Febrero de 2018: De la marcha de Moyano a la marcha de todos.

Los ánimos todavía estaban caldeados por lo que fueron las protestas contra la reforma previsional que se aprobó en diciembre de 2017. Jaqueado por los ataques judiciales del Gobierno y motivado por el descontento de gran parte de los trabajadores, el espacio sindical nucleado en torno a Hugo Moyano decidió organizar una movilización.

Los distintos sectores se sumaron a la marcha con la incorporación de movimientos sociales, partidos., agrupaciones políticas y hasta asociaciones empresarias. Originalmente, la fecha iba a ser 22 de febrero, pero un pedido de los familiares de la » Tragedia de Once» la modificó. Pidieron que la convocatoria se adelantara un día para no coincidir con un nuevo aniversario del fatídico hecho.

Los esfuerzos del Gobierno de Macri por desinflar la asistencia al acto fueron nulos, y una verdadera multitud se concentró a lo largo de gran parte de la 9 de Julio, con epicentro en la esquina de la Avenida Belgrano (lugar del escenario). Claudia Lazzaro, locutora oficial del acto presentó a los oradores, representantes de casi todos los actores del sindicalismo argentino.

El «Gringo» Castro de CTEP, Juan Carlos Schmid de CGT, el bancario Sergio Palazzo, Hugo Yasky por CTA y Hugo Moyano fueron los oradores. La jornada estuvo atravesada por el reencuentro de muchos dirigentes que no compartían un escenario desde hace bastante tiempo. Naturalmente el cierre estuvo a cargo de Moyano, quien llamó a prepararse para «cuando llegue el momento de expresar la voluntad democrática».

 

4 de Abril de 2019: Despedida pre-electoral a Cambiemos

«Por la Unidad, la Producción y el Trabajo Argentino», fue la consigna que eligió la mesa chica de la CGT. La protesta fue la última gran movilización en rechazo de las políticas cambiemitas y consistió en una marcha sin acto principal desde Plaza Miserrere hasta Avenida de Mayo y 9 de Julio.

La imperiosa necesidad de que todo se desarrollara en paz respondía a las inminentes elecciones que significaron el final del gobierno de Mauricio Macri. Finalmente, sucedió y la movilización terminó funcionando como prólogo al anuncio del último paro general contra Cambiemos, el 29 de mayo de ese mismo año.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.