Es Tuyo, del Barrio, de Todes

El operativo en Villa Azul y su aislamiento comunitario estricto

Recientemente, en una jornada de DETeCTar se informaron que el barrio contaba con 53 positivos y otros 50 sospechosos. Se dispuso aislar a Villa Azul para evaluar los resultados.

El último viernes, la intendenta quilmeña Mayra Mendoza, junto al intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, participaron del operativo para hallar posibles casos de COVID-19 en Villa Azul, un barrio que incluye ambos distritos. Los resultados lanzaron 53 positivos y 50 sospechosos.

El operativo articulado entre Nación, Provincia y los municipios de Quilmes y Avellaneda dispuso el aislamiento comunitario estricto por 15 días. Hoy el barrio entero se considera en contacto estrecho.

Tras la disposición de aislamiento, informaron que se hará una evaluación para conocer los resultados. Las fuerzas de seguridad cerraron el barrio entre las calles Lincoln, Ramón Franco, acceso sudeste y Sargento Cabral. Nadie puede salir, excepto por una cuestión sanitaria.

En total, informaron que habrán 300 agentes de las fuerzas, 100 por turno. A los vecinos se le asegurará comida, elementos de limpieza, desinfección e higiene personal. Además, se relevará otras necesidades para evitar que salgan de sus viviendas. Por ejemplo, medicamentos o alimentos para celíacos.

Los casos confirmados, con síntomas leves, irán a un centro de aislamiento como el de la UNQ. En cambio, si no lo son irán a un hospital. El objetivo es evitar que las personas con síntomas continúen en el barrio.

Dentro del barrio, el Ministerio de Salud de la Nación instalará dos módulos.

El operativo consiste en identificar casos sintomáticos y testearlos. Mientras tanto, se llevará adelante una prevención comunitaria que estará articulada con referentes del barrio.

Se dividirá por zonas y se caminará el barrio con cada referente junto a promotores de salud.

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.