Es Tuyo, del Barrio, de Todes

«Los jóvenes tenemos una responsabilidad enorme en la construcción política»

En un contexto de pandemia, las juventudes dijeron presente en la asistencia y acompañamiento de los grupos de riesgos. Hablamos con Ayelén López, Directora de Juventudes en la Provincia de Buenos Aires.

La pandemia nos atravesó. Llegó para arrasar con todo lo conocido. Nos propuso reconocernos entre la distancia y tratar de colaborar con quienes pertenecen a grupos de riesgo por su edad o enfermedades preexistentes, al menos intentarlo. Hay una primera línea que activa las redes sociales y colectivas y es la de los y las jóvenes. Por ello, El Numeral dialogó con Ayelén López, directora de Juventudes en la provincia de Buenos Aires.

Ayelén tiene 24 años y pertenece a un área que representa a más de 4 millones de jóvenes en la provincia. Sus iniciativas y prácticas se vieron truncas por la pandemia, pero abrieron las puertas de la solidaridad, la militancia y las juventudes.

jóvenes

¿Cómo se organizaba la Dirección de Juventudes durante la gestión anterior?

Cuando asume Vidal, a Juventud la hacen Dirección Provincial. Lo que hacen es lo que llamamos achicar las políticas destinadas a los jóvenes en la provincia de Buenos Aires. A mitad de su mandato lo que hace es pasarlo a la Dirección de líneas, a lo último de un ministerio. Cuando llegamos en diciembre nos encontramos la dirección totalmente vaciada, sin una articulación integral dentro del ministerio y dentro de la provincia.

Juventud tenía un solo programa que es sobre centros juveniles. Además, estaba desarticulado con el Programa Envión. Es decir, la Dirección de juventudes, en ese entonces, no articulaba con un programa que está dentro de la Dirección Provincia de la cual dependía Juventud.

¿Cuáles fueron las cosas que debieron cambiar?

Cuando llegamos en diciembre lo primero que hicimos fue cambiarle el nombre a «Dirección de juventudes». Creemos que no hay una sola manera de ser joven, ni de representar a la juventud y a las diversidades que existen dentro de las juventudes. Nos ha llevado más que nada diciembre y enero poner al día todas las cuestiones administrativas. Planificamos lo que íbamos a trabajar con la concepción que traíamos de como representar a los jóvenes.

En la Provincia de Buenos Aires hay alrededor de 16 millones de personas, de las cuales nos corresponde representar a los jóvenes de 15 a 29 años que son el 23,1%. Es decir, aproximadamente 4 millones.

La Dirección de Juventudes hoy es Dirección Provincial. Actualmente somos responsables del programa Envión; articulamos con le programa ENIA; con Autonomía Joven, programa para acompañar la salida de los pibes que se encuentran en institutos de menores; trabajamos con el programa «Centros de integración y acompañamiento sociocomunitarios» que articula con institutos que trabajan el consumo problemático.

¿Cuánto impactó la pandemia en la diaria de la Dirección?

Cuando empezamos a salir con proyectos e iniciativas nos agarró esta pandemia mundial y el aislamiento social preventivo y obligatorio en nuestro país. Lo que llegamos a hacer fue acompañar el lanzamiento del INJUVE, en la costa. Como Dirección de Juventudes de la provincia, realizamos jornadas solidarias. Llegamos con una concepción de que es muy importante trabajar el valor de la solidaridad en cada una de nuestras acciones. Acompañamos el relanzamiento y a su vez lanzamos un programa cultural. No le pudimos dar continuidad porque estaba basado en hacer festivales y trabajar la cuestión cultural en los barrios y la identidad del barrio, que es «la tribu de mi calle». Llegamos a hacer un festival solo en el municipio de Mercedes.

jóvenes

¿Cuáles son lo objetivos tiene la Dirección?

Entendemos que la salud, el trabajo, el ambiente, género, diversidad y un montón de otros ejes como la solidaridad y las jornadas solidarias tenían que venir a atender y acompañar. No queríamos que sea una dirección que solo se ocupe de trabajar la promoción.

Trabajamos en la figura de promotores juveniles. Buscamos generar mesas de articulaciones en los distritos con los directores de juventudes, con las organizaciones sociales, políticas y culturales y que, por distrito, a través de esos promotores se pueda pensar las políticas que necesitan los jóvenes. No son las mismas problemáticas las de un pibe o piba en la ciudad de Quilmes o Avellaneda que la de uno o una en un distrito del interior de la provincia como San Nicolás. Queremos darle mas territorialidad.

Pensamos en una ley integral de juventudes. En la provincia no existe una ley integral. Hay leyes que tienen que ver con las juventudes como la ley de los centros de estudiantes, voto joven, boleto estudiantes o la ley de Educación Sexual Integral. Sin embargo, entendemos que hay otras cuestiones importantes como la noctunidad; los derechos sexuales y reproductivos; empleo joven; y un montón de cuestiones que tienen poner en valor a los jóvenes.

¿Cuán importante es la participación de los y las jóvenes en la construcción de la política?

jóvenes

Si creemos que hay que trabajar con las juventudes y que ganamos mucho protagonismo como sujetos de derechos en las transformaciones de nuestra patria, creemos que no puede quedar a lo último en un ministerio una dirección que representa a cerca de 4 millones de pibes y pibas.

Los jóvenes nos estamos haciendo cargo y poniendo el cuerpo y el corazón en cada uno de los barrios que nos toca atender. Estamos acompañando todos los operativos que está haciendo el gobierno con el Plan DetectAr. Los jóvenes trabajamos en la asistencia de los barrios.

Es muy importante la participación de los jóvenes en la política. Néstor Kirchner y Cristina Fernández han apostado a una nueva generación y nos invitaron a ser parte de un proyecto político. No solo nos invitaron a soñar, sino a hacer realidad nuestros sueños.Puedo estar horas nombrando derechos de los que hemos sido parte los pibes y las pibas. Tengo 24 años y me siento una flor de esas semillas que fueron plantando Néstor y Cristina. Los jóvenes tenemos una responsabilidad enorme en la construcción política. No solo por lo que cargamos, por la memoria y levantar la bandera por los 30 mil compañeros y compañeras detenidos y desaparecidos, sino también por los pibes que les arrebataron la vida en Malvinas; por los cientos de  pibes y pibas que les arrebato su vida el neoliberalismo en 2001; por las víctimas de gatillo fácil; entre tantos otros.

La política no debe ser solamente de adultos porque lo que no se transforma se estanca y lo que se estanca, se pudre. Y yo veo a la política como un elemento para la transformación y creo que eso tiene que ser así siempre.

¿Qué es Bonaerenses Solidarios?

jóvenes

Bonaerenses solidarios y solidarias se lanzó el 12 de mayo. La iniciativa, anunciada por Axel Kicillof, busca juntar las voluntades solidarias de los bonaerenses para ayudar durante esta situación. La Dirección de Juventudes, por decisión del ministro Andrés Larroque, es responsable de las tareas de logística y operativa del programa.

La iniciativa contempla cuatro tareas y cada una de ellas responde a un ministerio. En el acompañamiento de casos de violencia de género, las tareas de esos inscriptos responden al Ministerio de Mujeres; en el control y monitoreo de precios, el Ministerio a cargo es el de Producción; con la ayuda a centros de aislamientos que eso lo designa gobernación y en las tareas de ayuda a comedores, merenderos y barrios populares, el responsable es el Ministerio de Desarrollo de la Comunidad. Tenemos 1300 inscriptos e inscriptas, de los cuales hemos puesto en marcha 400 bonaerensas en distintos distritos.

Por ejemplo, en Villa Azul, a través de la iniciativa, los y las jóvenes ayudaron en las tareas de relevamiento para saber las necesidades de cada una de las familias; en Villa Itati en la entrega de frazadas y relevamiento de los trabajadores recicladores; En San Jorge, Tigre, ayudaron a hacer un trabajo focalizado en los contactos estrechos, llevándoles módulos alimentarios, y elementos de higiene.

jóvenes

¿Crees que es fundamental fortalecer los vínculos entre organizaciones sociales, el barrio y el Estado? ¿cómo trabajan?

Es fundamental y es a lo que estamos apostando nosotros. El rol del Estado no tiene que ser solamente asistir y ayudar a personas vulnerables de nuestra provincia, sino que también hay que trabajar de manera organizada en una comunidad entendiendo al Estado como parte de esa comunidad, entendiendo a las organizaciones, a las instituciones y a todo vecino y vecina parte de esa comunidad. Por ello, decidimos cambiar el nombre del Ministerio de Desarrollo Social a Ministerio de Desarrollo de la Comunidad. Entendiendo que el desarrollo, en términos individuales no puede pensarse sin el desarrollo de la comunidad, en su conjunto. Entendemos el concepto de comunidad organizada y del héroe colectivo. Hoy en día, cuando vamos a un operativo, las organizaciones e instituciones junto al Estado que están sacando esta situación adelante. El Estado tiene que ser una herramienta a disposición de la comunidad.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.