Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Bolsonaro denunciado en La Haya por el genocidio de pueblos originarios

En el marco del Día Internacional de los Pueblos Originarios, denunciaron al presidente de Brasil por la escalada de violencia inédita en tierras indígenas.

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, fue denunciado ante la Corte Penal Internacional de La Haya. Según señalan, la violencia ejercida sobre los pueblos indígenas durante el gobierno del Bolsonaro no se sufría desde 1985, al concluir la última dictadura.

Las acusaciones ante la ONU son: invasiones y ataques de mafias agrícolas a las tierras indígenas, deforestación, quema de pastizales y destrucción del ambiente, minería ilegal y apoyo a mafias de la minería ilegal en tierras indígenas. Y como si no esto no fuera poco, también se lo acusa por la propagación de la pandemia de COVID19 en estas tierras.

Se trata de la tercera denuncia ante la CPI contra el mandatario, pero la primera presentada por abogados indígenas.

Bolsonaro y una gestión destructiva

Para el mandatario, la ley de minería artesanal e industrial dentro de las reservas indígenas obstaculiza el desarrollo económico. Asimismo, las tierras ancestrales pretende convertirlas en proveedores de un agronegocio: la soja.

“Después de la redemocratización, sin dudas, es el peor presidente para los pueblos indígenas, dijo Dinaman Tuxá, director de APIB (Articulação dos Povos Indígenas do Brasil) y uno de los firmantes del pedido.

En el marco de la pandemia de coronavirus, más de 1.100 indígenas murieron. Y no es una casualidad, el país vecino rejudo el accionar de los organismos públicos de protección a los pueblos originarios.

“Creemos que hay hechos en curso en Brasil que constituyen crímenes de lesa humanidad, genocidio y ecocidio. Ante la incapacidad del sistema de justicia en Brasil para investigar y juzgar estas conductas, las denunciamos ante la comunidad internacional, a través de la Corte Penal Internacional, destacó Eloy Terena, coordinador legal de Apib.

Otras cosas en las que se puntualizaron en el pedido son “el desmantelamiento de las estructuras públicas de protección social y ambiental, y también de las destinadas a proteger a los Pueblos Indígenas, resultó en la escalada de invasiones en Tierras Indígenas, deforestación e incendios en biomas brasileños, y también en el aumento de la minería ilegal en los territorios.

Por otro lado, la organización acusa a Bolsonaro por alentar los ataques contra los pueblos indígenas y sus territorios.

Una marcha para pedir la renuncia de Bolsonaro

El pasado 24 de julio se realizó una manifestación para pedir la renuncia del mandatario. En San Pablo, manifestantes incendiaron una estatua de Borba Gato, conquistador paulista. Gato fue parte de los colonizadores que tomaron tierras y esclavizaron indígenas en el siglo XVII.

Aquel día, el líder sindical de los repartidores de comida por aplicaciones digitales, Paulo Galo, quedó detenido y continúa con prisión preventiva.

Fuente: Telam

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.