Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Condenaron a prisión perpetua a los femicidas de Araceli Fulles

Este jueves el Tribunal Oral en lo criminal (TOC) 3 de San Martín falló en contra de  Carlos Casalz, Hugo Cabañas y Marcelo Escobedo. El resto de los imputados fueron absueltos.

El Tribunal Oral en lo criminal (TOC) de San Martín condenó a prisión perpetua a Carlos casalz, Hugo Cabañaz y Marcelo Escobedo por el femicidio de Araceli Fulles, la joven asesinada en José León Suárez en 2017. Los tres fueron considerados coautores del “homicidio agravado por mediar violencia de género” en perjuicio de Araceli.

Antes de comenzar la audiencia esta tarde, la madre de Araceli, Mónica Ferreyra, repartió globos violetas. Un signo de respeto y memoria por su hija. En esa acción, también participaron familiares de Daiana Ojeda y Chiara Rodríguez, dos jóvenes de José León Suárez asesinadas en 2019 y septiembre de 2021.

En diálogo con la Agencia de Noticias Télam, la mamá de Araceli señaló antes de entrar al TOC 3 de San Martín: “Estoy muy triste”. Tras ingresar al recinto, la acompañaron familiares que llevaban puesta una remera que decía “Vamos negrita” y una foto de la joven.

Afuera las cosas no estaban muy distintas. La policía armó un cordón humano delante de los manifestantes. Con el puño en alto y forzando la garganta decían una y otra vez: “¡Araceli presente! ¡Ahora y siempre!”.

El debate duró 53 días. Después de casi 300 testigos y 14 audiencias, se hizo justicia.

El veredicto

Al momento de escuchar el fallo, los imputados solicitaron salir del recinto. Una vez fuera, se leyó el veredicto que sentenciaba a Casalz, Cabañaz y Escobedo a prisión perpetua.

Por su parte, Hernán Rodrigo Badaracco, Carlos Antonio Ibarra, Daniel Alaniz y los hermanos Jonathan y Emanuel Ávalos fueron absueltos por falta de pruebas.


Otro de los acusados y el primero de los detenidos, Darío Badaracco, murió el 13 de abril de 2019, tras ser atacado por sus compañeros de celda. Había sido agredido a golpes y quemado con agua hirviendo por dos compañeros en Sierra Chica.


La madre de Araceli, que esperaba en la primera fila, se largó a llorar y aplaudió. “¡Vamos Araceli!” exclamó. Luego abrazó a quienes la acompañaban y señaló: Los amo hijos. Se hizo justicia“.

“Esto es para todas ustedes. En cada chica que vea en la calle voy a ver a mi hija. Gracias a todos”, dijo con los ojos llenos de lágrimas. Besó una foto de su hija y se despidió.

 

 

 

Fuente: Telam

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.