Es Tuyo, del Barrio, de Todes

“Si fuéramos una empresa patronal estaríamos cerrando, no se podrían costear estas tarifas”

El Numeral visitó Cogtal, una cooperativa gráfica de Villa Domínico con 90 empleados y una boleta de luz de $804.000.

Si hay algo que ha caracterizado al gobierno de Mauricio Macri en estos 20 meses de mandato ha sido la transferencia de recursos. Por parte de los laburantes hacia los sectores concentrados, ensanchando la brecha de la desigualdad, quitando oportunidades y truncando caminos.

Un claro ejemplo de esto son los tarifazos en los servicios públicos, nadie logró escapar de esta decisión gubernamental; usuarios particulares, pymes, cooperativas, clubes de barrio, todos se han visto afectados, y sus reclamos han quedado en la nada misma. Sus vidas fueron desorganizadas con solo una firma, su rutina fue cambiada, sus metas cercanas se alejaron en el horizonte.

Las historias de los afectados por las medidas del gobierno de Cambiemos, no ocupan lugar en las pantallas, ni llenan los diarios, ni forman parte de la agenda de los medios hegemónicos de comunicación.  Pero la realidad desborda y su ocultamiento resulta insostenible.

El Numeral visitó la Cooperativa Cogtal, ejemplo de lucha y de organización ante las políticas neoliberales del gobierno. Nos recibió su presidente Alfredo Ragalli, quien nos mostró el taller y nos contó cómo se resiste  en esta época de crisis económica.

¿Cómo nace la cooperativa Cogtal?

Cogtal es una Cooperativa Gráfica que tiene 60 años en el mercado. Desde el año 1958 que estamos vigentes como cooperativa. Trabajan 80 asociados y hay unos 10 postulantes más, en total seremos unos 90.
Cogtal era una imprenta estatal  que se llamaba Alea, en la época de la dictadura militar. Los militares decidieron cerrar la imprenta, indemnizaron a los trabajadores (que eran aproximadente unos 400). Los trabajadores con la plata de las indemnizaciones formaron Cogtal, compraron el edificio, las máquinas, todo. Es un caso único, porque si hoy en día indemnizan a 100 personas en una empresa, no sé si forman una cooperativa. Hoy cada uno haría la suya. Hay mucho individualismo en estos días.

¿Cómo es el esquema del cooperativismo en el sector gráfico?

La cooperativa es totalmente lo contrario de lo que es la patronal, vos acá sos dueño de todo lo que ves. Cogtal es dueña de su edificio, de sus máquinas, dueña de su trabajo. Acá cada asociado es dueño de todo.

¿Cómo fue afrontar los tarifazos en los servicios públicos en este último tiempo?

Complicado, desde finales del 2015 a la fecha hemos tenido aumentos en la tarifas. A finales del 2015 y Enero 2016 pagábamos  $103.000 de luz, meses después nos vino $804.000, o sea con esto  te  lo estoy diciendo todo. También tuvimos aumento en gas y agua, pero a nosotros los que más consumimos es energía eléctrica.
Si nosotros fuéramos una empresa patronal, estaríamos cerrando, no se podrían costear estas tarifas. De hecho este año han cerrado un montón de imprentas en el sector gráfico. En lo que va del 2017 en el rubro gráfico han cerrado 141 empresas, dejando en la calle a aproximadamente 1600 personas, estos son datos del Sindicato Gráfico. En otras cooperativas  no hay mucho trabajo, y los empleados la están pasando mal, sin poder afrontar sus gastos, ya sea el colegio de los nenes, la comida. Nosotros tratamos de ir llevándola aunque podríamos estar mejor.

¿Tuvieron algún contacto con el Gobierno Nacional?

Si, tratamos. Empezamos con cautelares, nos juntamos con gente del Municipio de Avellaneda, gente del Gobierno Nacional, las cautelares que mandamos rebotaron todas. También fuimos al Ministerio de Energía y Minería pero hasta ahora no obtuvimos ningún tipo de resultado.
El problema que tenemos, es que estos gastos en servicios no los podemos trasladar a los precios, nada podes trasladar a los precios, sino nos quedamos sin clientes.  Te repito si fuéramos una patronal estaríamos cerrada, porque no se puede hacer negocio. En nuestro caso la rentabilidad es poca, pero seguimos teniendo trabajo, acá nadie se queda sin trabajo, es más, en un momento malo como éste tratamos de darle laburo a las personas.

¿Cómo fue cuando recibiste la factura de luz de $804.000?

Al principio nos quisimos matar, decíamos «¿Cómo mierda pagamos esto?». El cooperativista lo que hace es sacarlo de su rentabilidad, lo vas sacando de lo que te queda para vos. Comenzamos con planes de pago, los cual acrecentaba el monto a pagar por los intereses,  lo importante es que nunca dejamos de pagar. Hemos estado en reuniones en las que se barajo el no pagar las facturas, en mi caso personal yo tampoco quería pagar, pero sabía que en el futuro, el poder judicial iba a rebotar las cautelares y tarde o temprano íbamos a tener que pagar. Hoy logramos ponernos casi al día.
La mayoría de las cooperativas no pueden pagar estas boletas, es más muchas no las están pagando. No tienen trabajo para poder pagarlo. A muchos le han cortado el suministro por falta de pago.

Hay mucho prejuicio en la sociedad con las cooperativas…

Se nos ningunea. Nosotros estamos hace 60 años en el mercado, y hay problemas que ya atravesamos, pero es complicado. Cuesta muchísimo acceder a una cuenta bancaria y mil problemas más. Ser cooperativa en Argentina no es fácil.
Nosotros las cooperativas siempre vamos a tratar de generar fuentes de trabajo, incluso con baja rentabilidad la empresa va seguir de pie. En estos años no se han despedido personas, se ha ganado menos dinero pero siempre se priorizo el trabajo de las personas.  Esto es como una familia.

¿Debieron subir las horas de trabajo para costear los servicios?

Cuando voy a cooperativas y pymes que están con laburo por suerte, nos decimos “estamos trabajando sábados y domingos ¿eso es bueno?” Y… no sé si es tan bueno. Esto no es calidad de vida. Conformarse con trabajar sábado y domingo por el mero hecho de tener trabajo no es bueno tampoco. Te pones como un director de cine y ves la escena desde el costado y te das cuenta de que no está bien.

¿Pensás que puede haber alguna reactivación de la economía?

No, esta es mi opinión, y creo que se está profundizando la crisis. Con todos los problemas que atraviesa la gente, ¿el consumidor que hace? ¿Elige comprar revistas? ¿Elige comprar libros? ¿Elige consumir industria grafica? No. Es lo primero que deja de consumir. El nuestro es un sector muy golpeado cuando hay crisis en el consumo.
Las Pymes están atravesando una profunda crisis, tengo trato con muchas por trabajos realizados. Muchos clientes nuestros ya no publican o publican un cuarto de lo que publicaban. Nosotros desde nuestra área comercial vimos que iba a pasar esto y apuntamos al sector de supermercados e hipermercados que intuimos iban a tener una mejoría dado que la crisis haría que la gente se volcara a los alimentos.
Sumale a esto que los insumos que compramos están cotizados en dólares, y en este último tiempo con la escalada que sufrió la moneda es otro problema más.

¿Cómo era el panorama con los gobiernos de Néstor Kirchner y Cristina Kirchner?

Los gobiernos de Néstor y Cristina ayudaron muchísimos a las cooperativas, no solo a las cooperativas, también a las pymes, a las industrias, a todos los sectores. Fue un apoyo que nunca antes había visto.
Y todo esto que vivimos hoy en día es parte de un gran plan, no importa el tiempo en cuanto lo realicen o cuanto duren, lo están haciendo rápido y furioso.

¿Sentís que estamos mejor o peor que antes?

Yo veo que no estamos bien y me parece que va a empeorar. Se agudiza la crisis. En el 2015 para facturar  “x” cantidad de dinero, tenías que hacer un esfuerzo de 5 días desde el área comercial buscando trabajo, vos hoy tenes q recorrer todo el país de punta a punta para facturar lo mismo que facturabas en el 2015.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.