“Como están las cosas hoy, no es fácil abrir un micrófono y ser alegre todos los días”

En estos días de blindaje mediático, donde los grandes medios tapan con su vozarrón a los más vulnerables, es de suma importancia que exista comunicación popular y que existan lugares donde los que no tienen voz puedan tenerla. Lugares donde los valores identitarios de nuestra ciudad sean defendidos y las noticias sean contadas por un par, por un vecino como nosotros. Por eso fuimos a Radio Cítrica para hablar con su directora, Julieta Laborde y conocerla un poco más

0 808

-¿Cómo surge Radio Cítrica?
Cítrica era una radio que estaba por cerrar, y con un grupo de amigos que veníamos armando la dirección artística de la radio la empezamos como a gerenciar. Primero laburábamos para pagar el alquiler porque la radio no se solventaba y todo siempre fue muy a pulmón. En el año 2011 le dimos formación cooperativa, que eso también nos enseño un montón. Nosotros tratamos de que Cítrica sea una familia y en el cooperativismo esas cuestiones están presentes y hacen que todas las partes se sientan importantes.  Yo soy la directora y nunca tomo una decisión sin consultar a mis compañeros.

Fotografía: Matías Morel

-¿Cómo se organiza el trabajo?
Hay una dinámica de laburo que no precisamente responde a un organigrama, sino que cada uno tiene asignada su tarea, y trata de joder lo menos posible al otro o aportar lo más que pueda. Todos tenemos un rol pero a su vez todos hacemos todo.  Nosotros tenemos 25 programas en nuestra grilla, 4 son de producción propia, hay algunos que son co-producción y los demás abonan el espacio. Algunos de los programas están hace 10 años como por ejemplo las transmisiones del Docke. Hay casos en que se caen anunciantes y no llegan a pagar el operador pero hay que bancar, para eso estamos los medios locales, para darle entidad a gente que no la tiene y que está buenísimo que tenga su voz.

-Deber ser difícil sostener una línea editorial con tantos programas.
Nosotros conocemos a todos los programas que forman parte de Cítrica, no es una radio que vengan y se vayan. Los operadores hacen esa tarea también, están operando pero van escuchando de qué se habla y siempre estamos con una oreja en el aire. Cítrica ya tiene una identidad, el que se acerca sabe a qué radio está viniendo. Por ejemplo, en el debate que se dio por la legalización del aborto que lamentablemente no pudo ser ley en el Senado. Nosotros tenemos una postura bien marcada en cuanto al tema, pero si algún programa opina algo distinto no lo vamos a censurar. Si alguien con una postura ideológica distinta se acerca a la radio se le trata de explicar que mucho no le va a servir. En su momento nos planteamos cómo íbamos a manejar este tema, pero con el tiempo te das cuenta que se va arreglando solo.

-¿Hay políticas públicas para un medio como ustedes?
Sin ley de medios es imposible. Formamos parte de la Coalición por una Comunicación Democrática y a partir de diciembre de 2015 empezamos a tener miedo. Nosotros tenemos balance y está todo en regla, pero si quieren viene la CNC (Comisión Nacional de Comunicaciones) y te decomisan los equipos y no los recuperas más. En ese contexto comenzamos a armar una propuesta con la ayuda de Diego Rossi  y la llevamos al Concejo Deliberante de Avellaneda, donde se le dio el formato de ordenanza y luego llegó al Intendente Jorge Ferraresi. El proyecto defiende legalmente a los medios de comunicación de bajos recursos en el municipio de Avellaneda. Se les asigna un contador, un abogado y se los nombra patrimonio municipal. Esa misma ordenanza la llevamos a los 21 puntos de la Coalición por una Comunicación Democrática. Hoy en día del Estado Nacional no recibimos nada y del Estado Provincial tampoco. Te reconocen como medio y te mandan sus boletines para que hables de su agenda pero no te ponen un peso.

Fotografía: Matías Morel

-¿Cómo hacen para no caer en la agenda de los grandes medios?
Que estemos hablando hace una semana de unas fotocopias de unos cuadernos y que no se hable de los aportantes truchos ó de que el FMI está adentro y toma decisiones, no está bueno. Nosotros leemos a la mañana los 4 diarios principales: Clarín, La Nación, Página 12 y Crónica. Luego vamos desglosando las tapas, y de ahí vemos de qué se habla y de que no. ¿Dónde quedó tal tema? ¿Qué pasó con esto otro? Es fácil hacer tu agenda cuando vos tenés los ideales claros.

-¿Le dan bola al rating?
No tenemos una medición porque es muy cara y me parece al pedo. Lo que sí tenemos son mediciones por internet y también por la cantidad de gente que se comunica con nosotros. Incluso tenemos oyentes en otros países, hay gente de Brasil que escucha Cítrica, pero la cantidad de oyentes no es un faro. Ya estamos instalados a base remarla y no nos mueve mucho.

-¿Cómo definirías a Cítrica?
En mi caso personal Cítrica es mi casa, es mi lugarcito en el mundo, es mi familia, es música, es aire. Es difícil ponerlo en palabras con una definición exacta. Después de 10 años  y viendo el trayecto recorrido podemos decirnos “hicimos bien las cosas”. Tratamos de transmitir mucha alegría, tomarnos ácidamente las cosas que pasan en un país muy difícil, cosa que no es fácil porque estamos viviendo en un país con presos políticos, con despidos en Télam, con DyN que se cierra. No es fácil abrir un micrófono y ser alegre todos los días, pero ahí está nuestro desafío.

Cítrica Audiovisuales Cooperativa Ltda 
Marconi 610, Avellaneda
FM 88.5 mhz
www.citricaradio.com.ar

 

Leave A Reply

Your email address will not be published.