Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Irresponsable: Viviana Canosa consumió en vivo CDS

La conductora consumió en su programa un supuesto medicamento para combatir el coronavirus. Además de no contar con respaldo científico, el dióxido de cloro podría provocar graves efectos en el organismo.

La promoción de productos con dióxido de cloro o clorito de sodio (CDS) está en auge. De hecho, la información que circula está respaldada por personas que señalan a científicos y farmacéuticas por ocultar una información que podría salvar vidas. Sin embargo, la exposición y el uso de ese tipo de productos puede generar intoxicaciones y problemas orgánicos.

La conductora Viviana Canosa, desde el lugar de privilegio e irresponsabilidad comunicacional, promocionó y consumió en vivo la sustancia. Justamente, al desconocer una solución para afrontar al coronavirus, el mercado propuso soluciones milagrosas sin fundamentos científicos y que son promocionados por personas que carecen de fundamentos.

CDS
captura

Los que conocen sobre dióxido de cloro, advierten los efectos del tratamiento. Carlos Rius Alonso pertenece al departamento de Química Orgánica de la Facultad de Química de la Universidad Nacional Autónoma de México contraindicó su consumo. El dióxido de cloro provoca efectos adversos en la salud: alteración de la actividad eléctrica del corazón, baja presión arterial, insuficiencia hepática aguda, vómitos y diarreas severas.

El CDS no tiene respaldo científico. Su uso, según el comunicado publicado por Rius Alonso, se basa en estudios acerca de la eliminación del virus y bacterias en ambientes controlados, no en seres vivos.

¿Quién impulsó el consumo de CDS?

El dióxido de cloro se impuso por la promoción en redes sociales del supuesto especialista Andreas Kalcker. El alemán se presenta como licenciado en Economía y como PhD en Biofísica en Salud Alternativa. Bajo «sus estudios» propone el consumo de la sustancia como medicamento para afrontar muchas enfermedades.

Captura

«El supuesto mecanismo de acción es el siguiente: el clorito de sodio se diluye en agua y se mezcla con un ácido suave (limón, o vinagre, por ejemplo), lo cual termina generando un gas, llamado dióxido de cloro o CDS, que tiene, en teoría un potente efecto desinfectante que destruye todas las bacterias y patógenos, protege las células y refuerza el sistema inmunitario». Sin embargo, advierten que la propuesta milagrosa puede causar efectos nocivos al organismo por carecer de respaldo científico.

La sustancia está aprobada como blanqueadora en la fabricación de papel, fibras textiles y desinfección de edificios. También se utiliza en soluciones para lavar frutas y verduras, en la potabilización de agua y procesamiento de aves de corral. La concentración es, en estos casos, muy baja en relación a las recomendaciones brindadas por Kalcker.

Varias organizaciones mundiales y de renombre advierten su consumo. Además, señalan que se trata de una publicidad engañosa y altamente peligrosa para el consumo humano.

La ANMAT se manifestó al respecto

CDS - CONSUMO

“La ANMAT advierte a la comunidad no consumir productos que contengan dióxido de cloro o sustancias relacionadas (clorito de sodio, hipoclorito de sodio, lavandina). No hay evidencia científica sobre su eficacia y la ingesta o inhalación de estos productos podría ocasionar graves efectos adversos”.

“Debido a la circulación de información en redes sociales y medios digitales relacionados a la utilización de dióxido de cloro para el tratamiento de COVID-19 u otras enfermedades, se recuerda que el producto mencionado no cuenta con estudios que demuestren su eficacia y no posee autorización alguna por parte de este organismo para su comercialización y uso”, señaló la organización.

“En base al informe de este año del Organización Panamericana de la Salud (OPS), resulta necesario destacar que la ingesta de dióxido de cloro y el clorito de sodio reaccionan rápidamente en los tejidos humanos y si se ingieren, pueden causar irritación en el esófago y estómago, dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea e intoxicaciones severas, entre otras complicaciones que pueden incluir graves trastornos hematológicos, cardiovasculares y renales”, informó y agregó: “Además, la inhalación puede generar edema pulmonar, broncoespasmos, neumonitis química y edema de glotis, entre otras complicaciones respiratorias como bronquitis crónica y erosiones dentales, así como complicaciones en otros órganos del cuerpo”.

La advertencia nace de la gran difusión que tuvo recientemente la sustancia en redes y medios de comunicación. Si bien, no cualquiera podría proponerlo, la propagación de una información no calificada está en auge entre las fake news. Y, por supuesto, Canosa es la principal propagadora de algo tan peligroso como vulnerable de derechos.

 

 

De hecho, en su último programa, la conductora advirtió: «Vamos a despedirnos, voy a tomar un poquito de CDS», y tomó de una botella de plástico que tenía una sustancia transparente.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.