Es Tuyo, del Barrio, de Todes

Fuego, negociados y un proyecto para afrontar los incendios forestales

A partir de los incendios que golpean a parte del país, diputados del Frente de Todos junto a los interbloques de Consenso Federal y Federal para el Desarrollo, presentaron un proyecto para proteger los ecosistemas, ponerle fin a la especulación inmobiliaria y a los cambios agrícolas en superficies tras ser incendiadas.

Los incendios siguen golpeando al país. El delta del río Paraná, las sierras cordobesas y San Luis viven focos de fuegos difíciles de frenar. Frente a esta situación, se presentó una iniciativa que impacta en los cambios en la actividad agrícola, la avanzada inmobiliaria y cualquier actividad distinta a partir de iniciado el fuego.

La iniciativa se extiende a 60 años en casos de áreas naturales protegidas, humedales y bosques nativos o implantados. En el caso de zonas agrícolas, praderas, pastizales o matorrales el tiempo es de 30 años.

Máximo Kirchner, jefe del bloque Frente de Todos, fue el impulsor de la iniciativa. Rápidamente, cosechó adhesiones de distintas bancas.

El texto del proyecto cuenta, además, con la firma de Eduardo Bali Bucca del partido Justicialista; Graciela Camaño, Consenso Federal; Ricardo Wellbach del Frente de la Concordia Misionero; José Luis Ramón, Unidad y Equidad Federal; y Luis Di Giacomo, Juntos Somos Río Negro. Solo quedaron fuera el macrismo y sus aliados.

La iniciativa

El proyecto pretende reformar la ley 26.815 del Manejo de Fuego. El objetivo es prohibir la realización de modificaciones en el uso de las superficies que tenían previo a los incendios accidentales o provocados.

A través de un comunicado informaron que «el proyecto será debatido en las comisiones y se espera la participación de todos los sectores involucrados y todos los espacios políticos para que sea debidamente analizado y enriquecido antes de su tratamiento en el recinto».

La iniciativa no solo busca proteger los ecosistemas de los incendios, sino garantizar las condiciones para la restauración de las superficies, desalentar los incendios intencionales y la especulación financiera e inmobiliaria.

Para garantizar la restauración de las superficies incendiadas se propuso 60 años para bosques nativos, áreas protegidas y humedales; y 30 años para zonas agrícolas. Durante esos plazos no se podrá hacer subdivisión, loteos, fraccionamiento o parcelamiento. Tampoco se podrá llevar adelante cualquier otro emprendimiento inmobiliario.

En cuanto a la actividad agrícola, no podrá ser distinta al uso y destino que la superficie tuviera previo al momento del incendio.

En el caso de los incendios en áreas donde las estructuras edilicias se entremezclan con la vegetación fuera del ambiente urbano o estructural, las modificaciones en el suelo serán al termino de 30 años, para lograr su restauración.

«Más del 90% de los incendios son generados intencionalmente»

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.