Es Tuyo, del Barrio, de Todes

«La lógica de la política es bastante más dura que la de los ciudadanos de a pie»

A días de las elecciones en Estados Unidos el politólogo y periodista Pablo Olivera Da Silva analizó el panorama político del país y los desafíos de los candidatos.

En el marco de las elecciones presidenciales en Estados Unidos el politólogo y periodista Pablo Olivera Da Silva analizó el panorama político del país. 

La mayoría de las encuestas indican una clara ventaja por parte de Biden frente a Trump. De hecho, un sondeo electoral publicado el lunes por la Universidad del Sur de California, marca a Biden con 11 puntos porcentuales a nivel nacional frente a Trump, situándose en el 53% frente al 42% del actual presidente.

A su vez, una encuesta del Investor’s Business Daily y del Instituto de Política y Tecnología de Métrica, también muestran a Biden con una considerable ventaja nacional sobre Trump, con 7 puntos porcentuales de ventaja para el candidato demócrata.

¿Creés que la toma de posición de Trump respecto de la pandemia puede afectar la cantidad de votos que reciba?

La lógica de la política es bastante más dura que la de los ciudadanos de a pie. Muchos políticos piensan en términos electorales a cada minuto que respiran. Y sus decisiones suelen estar moldeadas en función de esos apoyos. En algunos casos, las decisiones difíciles suelen costarles el apoyo y pierden elecciones. No podemos olvidar al Winston Churchill, gran vencedor de la Segunda Guerra Mundial volviendo a casa y perdiendo la reelección a Primer Ministro. Luego tendría revancha, pero el “sangre, sudor y lágrimas” le fue facturado en su contra en las elecciones de postguerra.

En el caso de Trump, su decisión en relación a la pandemia es intentar no cerrar la Administración Federal y cuestionar a los Estados que así lo hicieron. Sin embargo, tuvo que ceder ante los consejos de su asesor principal en materia epidemiológica, Anthony Fauci. Su asesor le recomendó un “lockdown” controlado para cuando fue el pico más alto. Los números de muertos y contagiados estaban dentro del número que Fauci había anunciado allá por marzo. Para algunos políticos, la pandemia fue una pesadilla. Para otros, una oportunidad para moldear su vínculo con su electorado más fiel.

La lógica de la política es bastante más dura que la de los ciudadanos de a pie. Muchos políticos piensan en términos electorales a cada minuto que respiran. Y sus decisiones suelen estar moldeadas en función de esos apoyos.

En lo personal, creo que Trump, al igual que Bolsonaro, se focalizó en la asistencia de los más afectados de la pandemia evitando cerrar la economía totalmente. Sin embargo, cuando tuvieron que hacerlo, lo limitaron a períodos muy corto con flexibilizaciones que luego chocaban contra los deseos y posibilidades de los gobernadores de cada Estado. En esto vemos que los Estados del mismo partido que estos presidentes,  alinearon sus estrategias, mientras que los demás fueron más rígidos con las cuarentenas y cierres de su economía.

A pesar de que Trump llevó a cabo acciones de gobierno varios sectores de la sociedad tiene altas posibilidades de ganar. ¿Por qué sucede esto?

Creo que Trump ha dado en la tecla con el “Make America Great Again” potenciando el sentimiento nacional y orgullo del votante medio de Estados Unidos. Eligió al público del interior, no el cosmopolita y costero, al este o al oeste. A pesar de ser neoyorkino y conocer el pensamiento del ciudadano de las grandes urbes, concentró el foco en dotar de más oportunidades al centro productivo y a los ciudadanos que fueron “olvidados” por las administraciones de Obama, a pesar de sus grandes esfuerzos por enderezar el barco averiado que dejó Bush hijo.

El “mérito” de Trump también reside en ser un permanente contradictor de los grandes medios, mayoritariamente de apoyo demócrata como NYT y la CNN entre otros. Hay un desprestigio creciente de estos medios y Trump ha sabido ponerlos contra las cuerdas. Es innegable que el estilo del presidente norteamericano es irritante y hasta insoportable, pero para sus electores, funciona como cualquier otro populista que elige un enemigo a quien odiar.

Trump ha dado en la tecla con el “Make America Great Again” potenciando el sentimiento nacional y orgullo del votante medio de Estados Unidos

¿Cuáles son los riesgos de que Trump salga electo?

En términos geopolíticos, Trump ha sido el primer presidente norteamericano en más de 50 años sin iniciar una guerra en su primer mandato. Por el contrario, la relación con las grandes potencias no occidentales ha sido bastante satisfactoria. De buen trato con Putin, ahora con Xi las cosas están complicadas producto de la pandemia, pero consiguió que los chinos redujeran drásticamente su superávit comercial con EEUU, logrando compras récord de petróleo norteamericano y otros bienes. Ha sabido neutralizar a Kim Jong-Un y hasta se ha dado el lujo de revertir la relación imposible entre varias naciones árabes con EEUU. Creo que los desafíos de Trump en caso de ganar, pasan por ver cómo resuelve el problema de China y su visión más agresiva con sus vecinos e incluso con Taiwán donde quizás sea el foco más complicado de todos los próximos conflictos globales.

La relación de Trump con Latinoamérica fue más intensa que con Obama, quien prácticamente estuvo aislado y enfocado en sus problemas tanto en Asia como también, los suyos internos. Creo que el intento de Trump para con Latinoamérica va a ser apurar la solución del conflicto venezolano con la eyección de Maduro del poder, a la vez que ya está incidiendo en el plan de Obama para con Cuba, retrotrayendo algunas flexibilizaciones que habían comenzado con la administración demócrata. Hace unos días, prohibió el giro de remesas a Cuba entre personas identificadas en las listas el régimen cubano.

¿Qué les ofrece Joe Biden a los estadounidenses y a los latinos que puede hacer que sus votos se vuelquen hacia él?

Acá hay un tema de agenda que puede estar mal enfocado. Hay que pensar que casi el 75% del voto hispano es nacido en EEUU. Pensar que el tema migratorio es relevante o importante para el voto hispano puede ser un error. La agenda que les interesa a los electores hispanos no difiere mucho de la agenda de cualquier otro elector de clase baja o media baja. Es decir, el foco está puesto en el trabajo, el acceso a la salud y a cuestiones más cotidianas. Hoy la preocupación del Partido Demócrata con relación al voto latino es que Biden está registrando menos adhesión que con Hillary Clinton 4 años atrás.

Si Biden resultara electo, ¿cuáles serían los cambios políticos para Estados Unidos, para la región y para Argentina?

Creo que la agenda de Biden para con EEUU podría ser similar a la de Obama aunque me preocupa su relación con China y Rusia. Allí es donde se lo ve muy veterano para una batalla geopolítica de envergadura. Quizás por ello, mucho están mirando más a Kamala Harris, por si Joe se queda a mitad de camino.

Tanto para la región como para la Argentina, también podríamos ver una indiferencia similar a la que tuvimos con Obama y él como vicepresidente. No hubo casi hitos relevantes en la relación de EEUU con Latinoamérica durante los dos mandatos de Barack Obama. Salvo que haya riesgos geopolíticos que presionen a EEUU a actuar sobre su “hinterland” americano, creo que tendremos más bien una relación más irrelevante.

Esta pregunta es más una valoración personal ¿quién crees que va a ganar?

Me pasa lo mismo que en 2016, creía que ganaba Hillary como casi una obviedad, a pesar de ella. No me parecía una buena candidata demócrata y me aterrorizaba Trump como una emergencia cívica nacida de la decandencia. Hoy creo que el Partido Demócrata vuelve a equivocar de candidato, teniendo en las gateras a Michelle Obama. Trump ha demostrado habilidad para la negociación política y económica en todo el planeta, con pocos errores e incluso victorias por anotarse, ha sabido jugar en el barro y mediáticamente es muy difícil de contrarrestar, por insoportable y maleducado.

Si pienso en las complicaciones geopolíticas que se vienen para el mundo, con un temerario avance de los autoritarismos y la vigilancia estatal, con el gigante chino en tensiones casi permanentes con todos sus vecinos, veo a Biden y realmente me asusta. No tiene el peso del liderazgo desfachatado de Trump ni la firmeza que demostraba Obama para avanzar contra las amenazas que tuvo en su momento.

. Trump ha demostrado habilidad para la negociación política y económica en todo el planeta, con pocos errores e incluso victorias por anotarse, ha sabido jugar en el barro y mediáticamente es muy difícil de contrarrestar, por insoportable y maleducado.

De todas maneras, la suerte está echada y espero que sirva para mejorar la democracia y encontrar a un mundo más dispuesto a llevarse más humanamente y dispuesto a dirimir sus diferencias pacíficamente.

 

También te puede interesar

«La discusión no es quién tiene más votos, sino quién gana ciertos estados clave»

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.