Es Tuyo, del Barrio, de Todes

El ayuno intermitente podría aumentar el riesgo de una muerte prematura

Investigadores descubrieron que saltarse el desayuno se asocia con un mayor riesgo de padecer enfermedades cardíacas. Además, advierten que pasar por alto el almuerzo aumenta el riesgo de mortalidad por todas las causas en un 30%.

Con la llegada del verano, formulas para bajar de peso como el ayuno intermitente se vuelven cada vez más populares. Lo que no se da a conocer es que suelen ser sumamente peligrosas y pueden aumentar el riesgo de una muerte prematura.

Un estudio realizado en 24.000 personas mayores de 40 años reveló que los que hacían una sola comida al día tenían un 30% más de probabilidades de morir por cualquier causa en 15 años, a diferencia de los que hacían tres ingestas.

El ayuno intermitente, que cosiste en comer dentro de una ventana de tiempo estricta o saltarse las comidas por completo, se ha convertido en una de las herramientas de dieta más populares desde el 2010. Tal es así que, actualmente, famosas como Kourtney Kardashian o Jennifer Aniston aseguran que les ayuda a perder peso o a desintoxicar su cuerpo.

En el último estudio, saltarse el desayuno se relacionó con un mayor riesgo de morir por enfermedades cardíacas, mientras que pasar por alto el almuerzo o la cena parecía aumentar la probabilidad de mortalidad por todas las causas.

Los investigadores afirman que los resultados se mantuvieron incluso si las personas hacían ejercicio, comían de forma saludable y rara vez fumaban o bebían alcohol. Además, sostienen que los ayunantes suelen acabar consumiendo una cantidad relativamente grande de alimentos de una sola vez. Lo que con el tiempo puede dañar las células del organismo.

El estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Tennessee, quienes advierten que comer demasiado rápido supone una carga metabólica para el organismo.

“En un momento en que el ayuno intermitente se promociona ampliamente como una solución para la pérdida de peso, la salud metabólica y la prevención de enfermedades, nuestro estudio es importante para el gran segmento de adultos estadounidenses que comen menos de tres comidas al día”, aseguró el autor principal del nuevo estudio, Yangbo Sun.

“Los participantes que se saltan el desayuno tienen más probabilidades de desarrollar enfermedades cardiovasculares mortales, mientras que los que se saltan el almuerzo o la cena aumentan su riesgo de muerte por todas las causas. (…) Basándonos en estos resultados, recomendamos hacer al menos dos o tres comidas repartidas a lo largo del día”, agregó.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.