Un año sin Johana Ramallo

Al cumplirse un año del hecho, familiares, amigas y amigos de Johana Ramallo movilizarán el día de hoy a partir de las 16 horas desde 1 y 63, La Plata, para exigir la aparición con vida de la joven de 24 años que desapareció en la capital bonaerense.

0 659

Por Pablo Velázquez y Florencia Restucci

“Va a ser un día difícil, de esos que cristalizan todos los dolores” comentó Sandra, que es militante del Frente Popular Darío Santillán y amiga de Marta, madre de Johana: “ella es una piba compañera, sin caretas y que defiende a su familia como nadie, y le falta todos los días a su madre y a sus hermanos también, eso no se puede dimensionar si no lo pasas” sostuvo.

 

De Trata se trata

Existen indicios concretos que vinculan la desaparición de Johana con el entramado de redes de trata que operan en la “zona roja” platense, es por esto que Sandra define la ausencia de Johana como “una falta que está atravesada por posibilidades que hacen aún más cruel y doloroso que no esté, que tienen que ver con cuáles son esas condiciones de encierro a las que puede llegar a estar sometida”.

La trata refiere al proceso que implica el ofrecimiento, captación, traslado, recepción y acogida con fines de explotación. No siempre es en referencia al mercado sexual, pero se estima que es el segundo delito con mayor tráfico en el mundo, detrás del tráfico de armas.

En Argentina existen marcos legales y herramientas jurídicas para la búsqueda y contención de víctimas, como también para la condena de quienes perpetúan el delito de la trata. Sin embargo, ni la policía indaga lo suficiente, ni los jueces tramitan sumarios.

El último informe de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas del Ministerio Público Fiscal de la Nación (PROTEX) y de la organización no gubernamental Acciones Coordinadas Contra la Trata (ACCT) reveló que, en Argentina, desde el regreso de la democracia en 1983, el número de desapariciones asciende a 6040 personas, 3231 son mujeres.

La trata de personas que deviene en el mercado sexual se establece y arraiga por el consumo del sexo pago. Gran parte de mujeres que conviven con la diversidad de violencia de género que altera su trayectoria -considerando que no es solo violencia sexual, sino simbólica, patrimonial, física y psicológica- son generalmente humilladas, violadas y privadas de su libertad. Además, atraviesan la sistematización de la violencia machista en todos sus vértices: el engaño, a través de ofertas de trabajo engañosas; secuestros y coerción; amenazas constantes y traslados inciertos y desconocidos.

Hay casos reconocidos que responden a la estructura del delito de trata y, uno de ellos, es la desaparición de Marita Verón que lleva 16 años sin ser resuelta. Luego de la captación, el recorrido de Susana Trimarco por varias provincias del país dejan entrever una organización creciente en la que participan políticos y agentes de seguridad. La propia Trimarco afirma que en varios prostíbulos allanados encontró dibujos que, según ella, eran los mismos que Marita le hacía a su hija. Su ausencia está vigente hasta hoy y, desde aquel 3 de abril de 2002, de Marita no se sabe nada concreto ni en Tucumán, ni en ningún lado.

El reclamo de Madres Víctima de Trata  se da porque, más allá de la existencia de la Ley 26842  -que establece que el consentimiento de la victima de trata no quita responsabilidad a los autores, participes o instigadores del delito- y el PROTEX, se deben implementar protocolos de búsqueda para la presunción del delito de trata incluya imprescriptibilidad de las causas en todas las desapariciones, caratulado de las causas en el marco de trata, cumplimiento de la ley y protección integral a víctimas y familiares. También reclaman un Registro Nacional de Entierro de NN y un Registro Nacional de huellas dactilares. Por último, exigen acciones concretas para que la connivencia policial y política tenga un punto final junto a penas por complicidad y participación.

La búsqueda de Johana en la Justicia y en las calles

En un año, la causa judicial pasó con más pena que gloria por el fuero provincial, donde se desestimó el pedido de los abogados de la familia de Johana de investigar un delito relacionado con la trata con fines de explotación sexual, y es justamente por eso que el paso al fuero federal en principio trajo algo de esperanza de hallar indicios que permitan saber quién arrancó a Johana de su familia. Sin embargo, la investigación a cargo del juez Ernesto Kreplak flota infructífera entre el hermetismo y la ausencia de datos, por la falta de sensibilidad con la familia y el rechazo de la colaboración de organismos con experiencia en casos de trata que puedan aportar su experiencia en la causa.

La marcha para reclamar aparición con vida de la joven comenzará en el último lugar donde fue vista con vida, en plena zona roja de La Plata: “allí hay montones de delitos que coexisten conectados entre ellos, y las personas que manejan esos entramados siguen en esos lugares de poder con la garantía de las fuerzas represivas del Estado que son parte de este sistema de crueldad y explotación” remarcó Sandra refiriéndose al papel que las instituciones estatales – en especial, de la Policía Bonaerense que obstaculizó la investigación en los primeros días- juegan en este caso y en el de otras pibas en la misma situación, y agrega que “el accionar del Estado lo caracterizamos como cómplice y proxeneta, ya que sin su acción las pibas no desaparecerían, pibas que por lo general llegan a exponerse a algunas situaciones de violencia sistémica, porque el Estado no llega o llega por medio de sus instituciones represivas y de encierro”.

Después de parar en distintos puntos en los cuales se buscará visibilizar responsabilidades de todo orden, la movilización desembocará en la Gobernación de Buenos Aires en reclamo por la falta de colaboración, compromiso y acompañamiento de la gobernadora Maria Eugenia Vidal y los responsables políticos en la búsqueda de Johana.

El aniversario de la desaparición coincide con la marcha hacia el Ministerio de Defensa de la Nación que múltiples organismos de derechos humanos, organizaciones sociales y políticas convocan para repudiar el decreto presidencial que instala a las Fuerzas Armadas en las tareas de seguridad interior. Sandra, en representación del colectivo de familiares, amigas y amigos de Johana expresó la solidaridad total y el repudio a la intervención de militares en cuestiones de seguridad interna, al constituir un antecedente nefasto y una herida para la historia de nuestro país.

Leave A Reply

Your email address will not be published.