Es Tuyo, del Barrio, de Todes

“Hay cada vez mas sensación de comunidad, de red entre las disidencias quilmeñas”

Este sábado 30 de octubre se celebra la 5ta Marcha del Orgullo en Quilmes. Para conocer en detalle la movida, conversamos con Ari Centeno, integrante de la Comisión Organizadora.

En el marco de la 5ta Marcha del Orgullo Diverso y Disidente de Quilmes, conversamos con Ari Centeno, parte de la Comisión Organizadora. El evento se desarrollará este sábado 30 de octubre desde las 14 horas en Mitre y Rivadavia, Quilmes centro.

Nos cuenta cómo surge la Marcha en Quilmes, qué le movilizó a participar y cómo contribuye el espacio al activismo. Además, advierte que el gobierno local participa y profundiza sus políticas en pos de la comunidad LGBTIQ+.

 

¿Qué te impulsa a involucrarte en la organización de actividades o espacios para personas LGBTIQ+?

Supongo que tiene que ver con que en algún momento de mi vida entendí que para ser parte y para ser protagonistas de nuestras propias historias era necesario que se conformara una escena de activismo de disidencias que tuviera que ver con el barrio en el que me tocó nacer que en mi caso es Quilmes. Creo que un poco la motivación o lo que impulsa el involucrarme tiene que ver profundamente con este cruce que hay entre el pensar las problemáticas del colectivo en relación estrecha con pensar problemáticas del conurbano bonaerense puntualmente Quilmes. En ese cruce creo que se da mi despertar político o la razón por la cual se me torna inevitable no involucrarme en este tipo de militancias y activismos.

Yo vengo de un palo artivista, relacionado al activismo cultural y artístico y profundamente social desde ahí. Incluso, antes de que existiera Orgullo Quilmes y como primer chispa motivadora creo que puedo identificar la necesidad de generar espacios seguros en el conurbano.

Puntualmente en la noche, vengo del palo de las fiestas y actividades nocturnas. Creo que ciertas carencias que en el conurbano hace poco tiempo dejaron de existir, tienen que ver con esto. De esos espacios seguros para que nosotres disidencias corburbanas podamos disfrutar de nuestras identidades, de nuestras vincularidades, de nuestros bailes, nuestros besos, nuestros cuerpos en movimiento sin transitar una peligrosidad. 

¿Cuáles son las 7 consignas de éste año?

De las 7 consignas, la mas importante siento que es la aparición con vida de Tehuel de la Torre. Hace más de seis meses que falta en su casa, salió a buscar trabajo y seguimos queriendo saber donde esta y exigimos su aparición con vida.

Después hay otra consigna que gira en torno a la nueva Ley que dio respuesta al VIH, tuberculosis, hepatitis virales y enfermedades de transmisión sexual; hay una consigna sobre implementación del Cupo Laboral Travesti-trans que en Quilmes está empezando a implementarse. Y efectivamente es una política pública que no solo transforma la vida de las personas, sino que también las estructuras patriarcales que han hecho del estado un lugar inhabitable para las personas Travestis y Trans y para la social en conjunto; a su vez, hay una consigna que habla de una reparación histórica, mas que nada para aquellas personas sobrevivientes de los años que el estado persiguio, criminalizo y muchas cosas mas a personas travestis y trans.

Otra consigna es la Ley de humedales ya que viene acompañada con la consigna de que Quilmes también tiene humedales. Es necesario que la gente sepa que es una problemática quilmeña y que no es solo una problemática de los Esteros de Iberá.

Hay otra consigna que gira en torno a la Ley de lengua de señas Argentina, que busca el reconocimiento de la Lengua de Señas como una lengua que forma parte de la identidad cultural de las personas sordas; la ultima gira en torno a pedir un estado Laico, a pedir el CC de los fundamentalismos anti derecha. Desde la región se fundamentan cuestiones como la no legalización el aborto o no permitir la unión de parejas del mismo genero. Todo ese combo de antiderechos que suelen relacionarse a determinadas religiosidades.

Desde Orgullo Quilmes creemos que no tienen que ver con una creencia especifica sino que tiene que ver con estructuras sociales que se pueden modificar. Se pueden hacer más amigables, se pueden hacer menos violentas como son las espiritualidades. En ese sentido la consigna está acompañada por la necesidad de que las espiritualidades sean inclusivas, que no rechacen a través de un discurso religioso a las personas que deciden identificarse tanto en el colectivo LGBT como con alguna espiritualidad sea cual sea.

¿Cómo se conforma la Comisión Organizadora?

Este año puntualmente responde a una anomalía. Venimos de un año donde se deshabitaron las calles y esto genero modificaciones y transformaciones. Mucha gente que estaba en la comisión dejo de estar, mucha gente nueva ingresó. Puntualmente es el primer año donde la comisión de la marcha del Orgullo en Quilmes genera un acto público político, teniendo a favor la gestión. Contamos con el apoyo de una gestión feminista y disidente como es la de Mayra Mendoza. Los cuatro años donde se hicieron marchas le respondían a la necesidad de generarle resistencia al gobierno neoliberal como el de Martiniano Molina Vidal y Macri. Entonces en si, en este momento la comisión está formada por algunas personas autoconvocadas y distintas personas de organizaciones políticas.

En ese sentido la comisión históricamente funcionó como un frente de espacios políticos y personas autoconvocadas pertenecientes al colectivo y no. Pertenecientes a la comunidad quilmeña o no y que decidieron o entendieron que era importante construir un espacio de orgullo en el corbano bonaerense puntualmente en Quilmes.

Este año la particularidad es que una gran parte de la comisión esta integrada por personas que trabajamos en la Municipalidad. Algunes siendo funcionaries, algunes ocupando cargos, otres empleades municipales y personas que participan en organizaciones afines a la gestión de Mayra Mendoza. Además de esa cuota de personas que responden a movimiento de artivismo y cultura, movimientos mas independientes y autogestivos.

¿Cuál es el vínculo con el Municipio de Quilmes?

Este año a diferencia de los anteriores es un vinculo muy estrecho. La fecha en la cual realizaremos la marcha del Orgullo y la mayoría de las gestiones organizativas corrieron en base a la Secretaría de Mujeres y Diversidades del Municipio. Fue una sugerencia el “hacer la marcha del orgullo”, no dejarla pasar.

Una vez que en CABA anunciaron cuando sería la marcha, inmediatamente hubo un movimiento desde la gestión municipal de estimular para que la Comisión se vuelva a reunir presencialmente y vuelva a dedicarle energía a organizar este año.

¿Creen que hay más compromiso de la sociedad desde que comenzaron en el 2016 en Quilmes hasta ahora?

Me cuesta encontrar medidores sobre el compromiso. Sin duda hay cada vez mas sensación de comunidad, de red entre las disidencias quilmeñas. Efectivamente en Quilmes se dan fenómenos que a mi no me dejan de sorprender incluso ahora dentro de la post pandemia, que están buenísimos y me dejan sin respuesta.

En octubre no hubo fin de semana donde no hubiera un evento disidente, queer, LGBTIQ+ sucediente. Solo en octubre existió el ciclo “Boludah”, el “Festibalazo”, el ciclo “Regio”, la fiesta “Ser” y obviamente la Marcha del Orgullo. Son todos eventos que responden a una comunidad que si tiene que dividirse en un montón de eventos a lo largo del mes lo puede hacer.

Evidentemente hay un movimiento del orgullo que funciona todo el año. Efectivamente del 2016 a hoy, hay un proceso de crecimiento del colectivo y de la organización de las disidencias quilmeñas.

¿Cómo te llego la convocatoria del 2016?

Cabe aclarar que la marcha del 2016 fue una convocatoria chica. La primera fue más un nacimiento potente por su potencial político y no por convocar 20.000 personas. Yo en ese momento trabajaba en una fiesta, era el único espacio marika. No digo disidente porque no usábamos la palabra disidencia en ese momento. Mientras pasaba música llegaron Mariano y Denu que estuvieron desde el inicio de Orgullo Quilmes con folletos que anunciaban la primer marcha del orgullo. Y decía que cualquiera se podía acercar a formar parte si querían. Cuando los vi haciendo eso yo ya estaba entendiendo la necesidad de gestionar espacios marikas en Quilmes, y averigüé a donde ir.

Fui a una de las reuniones, pintamos banderas, desde un lugar muy ingenuo o quizás sin entender lo que estaba pasando. Yo nunca había participado de la construcción de ningún espacio político y de repente estaba siendo testigo de como se hace una marcha del orgullo.

¿Qué esperan de este año?

Espero encontrarme con un montón de gente que no veo hace un montón de tiempo. Y espero que seamos mas personas que en el 2019. Creo que fuimos como 1200 personas en ese entonces.

Que la gente se cuide, que tome las medidas que hay que tomar, espero pasarla bien. La realidad es que antes de poder teorizar sobre la importancia de este espacio político creo que hay algo en mi que siente la necesidad del reencuentro masivo en las calles del barrio. También creo que es algo que pasa mas por la necesidad espiritual incluso que es generar ese ritual de salir a cantar a la calle con las uñas, los labios pintados, cruzandote a la trava aquella, a la torta ésta, la marika amiga, etc y abrazar a nuestra gente.

Creo que lo que más espero es eso, inyectarme de esa energía que hace rato que no habito porque venimos de un contexto muy difícil.

¿Qué actividades se llevaran adelante?

Va a haber intervenciones culturales, competencia de freestyle, música acústica. También perfo de vogue con representantes de varias casas; va a haber una perfo con Drags Queens del conurbano bonaerense, grandes referentes conduciendo el escenario. Y van a cerrar Sudor Marika, nuestra frutillita del postre, el momento en donde vamos a transpirar un poco.

¿Están organizadxs con marchas de otros municipios?

Entiendo que a través de la Secretaría de Mujeres y Diversidades hubo una vinculación con otras marchas del orgullo. En principio con la de CABA, la de Almirante Brown y Berazategui. 

Quilmes fue el primer distrito bonaerense en tener Marcha del Orgullo en 2016. En 2017 se sumaron Varela y La Matanza. No hubo una organización, pero al año siguiente se sumaron más y al siguiente aun más.

Esperemos que esto siga creciendo y que todos los barrios puedan manifestar y celebrar. Creo que de esto se trata la descentralización y la democratización del Orgullo , que cada vez haya mas orgullo, mas formas de expresarlo y en mas territorios.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.